ENTREVISTA | POR FRANCISCO VELA

Bardo Fierros Ex futbolista de León

El ex jugador del equipo que actualmente es el campeón del futbol nacional, reveló que le llegaron a ofrecer hasta 4 millones de pesos por dejarse ganar una final en la Liga de Ascenso

Denuncia amaño de partidos en México

LEÓN, Guanajuato

En el futbol mexicano se llega a ofrecer fuertes cantidades de dinero a jugadores para que "bajen su rendimiento, para que se lesionen, para que fallen penales"; lo anterior, lo aseguró en entrevista el ex jugador mexicano Bardo Fierros, recientemente retirado.

El ex atacante del León aseguró que a él y a varios de sus compañeros de equipo les llegaron a ofrecer contratos en Primera División, además de dinero con tal de que hicieran trampa en los partidos donde ellos tendrían participación.

"Es complicado. A veces hay muchos entornos que se manejan en el futbol y es difícil. Yo llegué a escuchar cosas así, como las que tú dices de que: 'oye, le digo, oye vamos a calificar y vamos a jugar la Final.

"No, no, no, para ese entonces ya no vamos a jugar, y cosas así. Y es cuando empiezas a volverte loco de tanta porquería que hay detrás (del futbol) a veces".

"Me llegaron a ofrecer hasta 4 millones de pesos"


En entrevista para el programa León en Pelotas, Bardo Fierros aseguró haber sido tentando para influir de manera amañada en algunos de los partidos que disputó, sobre todo cuando jugó para el León y el equipo de Dorados, en la Liga de Ascenso, entonces llamada Primera A.

"Muchas veces a muchos futbolistas en finales (nos ofrecieron dinero). Yo jugando para Dorados, o para el León llegan y te ofrecen, te dan dinero, o te hacen contratos en Primera División, pero creo que el honor y la lealtad hacía la institución, sea cual sea, está por encima de unos cuantos pesos".

¿Te dicen, déjate ganar o déjate perder y tienes un contrato asegurado? 

"Eso te lo hacen, tienes un contrato asegurado, te hacen un contrato de tres años, de cierta manera te hacen un colchón de vida, con un sueldo jugoso, con alguna transferencia económica; claro, a mí me lo llegaron a ofrecer jugando varias finales para varios equipos".

¿Cuánto, 50, 100 mil pesos?

"No, no. Es mucho dinero. Se van con jugadores, yo creo claves y sobre ese tema (dinero) es mucho dinero; digo, a mí me llegaron a ofrecer hasta cuatro millones de pesos, imagínate".

¿Quién te los ofrecía?

(risas)... "No seas canijo".

Fierros, quien dijo ahora desempeñarse en un cargo público en la secretaría del deporte en el Estado de Tabasco, ahondó en el tema y habló de un caso en particular: el de Cirilo Saucedo, de quien él mismo aseguró en su cuenta de Twitter que habría participado en el amaño del juego con León, equipo donde militó el ahora arquero de Xolos de Tijuana, y que perdió la Final de Ascenso ante Dorados.

"Como dicen: si el río suena es porque agua lleva, o algo, no sé cómo sea el dicho. Eso (lo de Cirilo Saucedo) es un secreto a voces, más que un mito es algo que todo mundo sabe pero nadie a tenido los güevos para decirlo; es la verdad, perdón con la palabra pero es así.

"Me amenazaron por Twitter porque me iban a demandar por difamación, pero igual hice caso omiso. Tú y yo sabemos quién lo mandó pero yo omito sobre ese tema porque digo: no me escondo, al contrario, lo he escuchado y lo he percibido de mucha gente".

¿Te lo mandó Cirilo Saucedo?

"Sí,  de cierta manera creo que fue él"

El tabasqueño explicó cómo es que le pedían que fuera su participación en el amaño.

"Fácil. El lastimarte, cosas así. No te dicen has tal cosa, pero por ahí te toca; no sé, te toca tirar un penal y lo fallo, tú sabes que vendido o no vendido te toca fallar un penal, en cualquier situación normal. ¿Me entiendes? Sin ofrecerte dinero. Te ofrecen el dinero y ya está por demás bajar tu rendimiento, no correr, alguna lesión muscular, cualquier cosa".

¿A ti te lo ofrecieron; también a tus compañeros?

"Sí, muchas veces claro.

¿A compañeros tuyos también les llegaron a ofrecer dinero para amañar partidos?

"Sí claro, a compañeros míos".

¿Aceptaron?

"No, yo nunca tuve un compañero que aceptara dinero, no: lo mataba, lo mato. Olvídate, no. Si yo me llego a enterar algo que lo hubiera yo tenido de compañero olvídate, lo mato; no en el sentido de matarlo, sino lo agarro a golpes, o nos agarramos porque para mí dentro de un grupo eso no va".

Bardo Fierros aseguró que tuvo todavía un par de ofertas para jugar en la Liga de Ascenso, en específico con el Celaya, pero decidió retirarse. Ahora trabaja par el Gobierno de Tabasco y está por sacar, con el apoyo del instituto del deporte de su estado, un libro donde publicará todo lo que ha dicho y más cosas de lo que pasa en el futbol.

"Estoy por escribir un libro, aquí en la secretaría de Villahermosa, me está ayudando y respaldando para sacar mi libro aproximadamente a mitad de año, por ahí de agosto, septiembre ya van a tener el libro.

"Voy a contar muchas cosas que me pueden ser contraproducentes, ya está el que lo haga o el que no lo haga. Yo no estoy diciendo que en su momento alguien lo hizo, pero si realmente lo hicieron y se sabe que lo hicieron me parece que ha sido desafortunada la gente que estuvo a su lado y que nunca habló, con tal de que no les pase nada.

"Yo las cosas que voy a publicar sé lo que me voy a jugar y sé lo que voy a hacer y se que le voy a sacar algunas verdades a mucha parte del futbol mexicano que un día se tienen que saber".

¿Quién es Bardo Isaac Fierros Ruíz?

Bardo nació en Villahermosa, Tabasco; el 3 de noviembre 1982, se desempeñó como delantero. Militó en los equipos de Lagartos de Tabasco, Delfines de Coatzacoalcos donde brincó al León en la última etapa de Carlos Ahumada al frente del equipo.

Posteriormente continuó con el León ya bajo la administración de Grupo Pegaso, situación que le abrió las puertas para debutar en Primera División con el Atlante.

Luego de su paso por el León, en donde disputó un par de fases finales y una final de torneo, militó en el Atlético Mexiquense; después estuvo en Argentina, con Talleres de Córdoba, equipo que administraba en ese entonces Carlos Ahumada.

Intentó regresar al futbol mexicano, pero el haber jugador en Argentina, en el equipo de Ahumada, con quien Pegaso tenía un pleito legal, condicionó su regreso a Dorados. El pacto de caballeros, donde Pegaso, según confirmó el propio Fierros, cortó toda posibilidad de que se pudiera enrolar el equipo sinaloense.

Luego de jugar en Colombia, Bardo se pudo contratar con el Mérida, equipo con el que el torneo pasado decidió terminar su carrera.