El campeón del Ascenso agoniza

Con goles de Diego Calderón (52'), Danny Santoya (55') y Jesús Moreno (60'), Alebrijes venció 3-1 a los Leones Negros, en la ida de los cuartos de final de la división de ascenso

Guadalajara

El campeón está contra las cuerdas. Leones Negros mostró dos caras en Oaxaca. El primer tiempo superaron a Alebrijes y se enfilaban para traerse a Guadalajara una ventaja. Pero el complemento fue un desastre para los universitarios. Los dirigidos por Ricardo Rayas los arrollaron y anotaron tres goles en ocho minutos.

Ahora, los actuales campeones de la División de Ascenso están a obligados a ganar por diferencia de dos goles el próximo sábado en el Jalisco.

Los universitarios tenían claro el objetivo: dañar desde el silbatazo inicial. El grupo de Poncho Sosa buscó el arco oaxaqueño y el primer aviso fue un testarazo de Jesús Palacios que pasó por encima.

Sin ser gran dominador del encuentro, el cuadro tapatío imponía de a poco sus condiciones en la cancha del Benito Juárez.  Alebrijes tuvo la única del primer lapso mediante un tiro libre que cobró Raymundo Torres, el cual rechazó de buena manera Humberto Padilla.

La intensidad y ambición de la Fiera continuaba y Marcelo Alatorre desperdició una clara oportunidad al enviar su cabezazo a la borda con arco a merced. Pero llegó la justicia a Oaxaca. Al 21 de tiempo corrido, Édgar González adelantó a UdeG.

Wenceslao Díaz desbordó por el corredor derecho, envió un servicio al área que remató Hiram Vihanney, el arquero oaxaqueño Sergio Arias escupió la pelota y dio la oportunidad para que el Quesos, de media vuelta mandara el esférico al fondo de las redes.

Pero la parte complementaria dio un giro de 180 grados.  Un partido que estaba controlado se le escapó de las manos a UdeG en sólo ocho minutos. El recién ingresado, el colombiano Diego Fernando Caicedo igualó los cartones con un derechazo potente desde tres cuartos de campo que sorprendió al Gansito.

El gol fue un golpe noqueador para los tapatíos. Tres minutos más tarde ya tenían el segundo en contra. Y es que el zaguero universitario Miguel Basulto no logró cortar un servicio desde la derecha en el corazón del área, y justo allí apareció el también colombiano Danny Santoya para batir a Hernández con un toque de pierna derecha raso.

La catástrofe se gestó a 30 minutos del final. El volante Jesús Alberto Moreno sacó un riflazo de pierna derecha desde los linderos del área, y al igual que en el primer gol, el impacto se anidó en el ángulo superior izquierdo del Gansito.