Eisner Loboa está feliz por llegar a Puebla

El mediocampista colombiano se define a sí mismo como un jugador alegre y extrovertido que refleja esa misma actitud dentro del terreno de juego, que es donde confía en rendir.

Eisner Loboa
Eisner Loboa

Puebla

Feliz por su cambio de colores ahora con el Puebla de La Franja, el colombiano, Eisner Loboa, se dijo acoplado al grupo que lo recibió con los brazos abiertos, en espera de llegar al tope al inicio del torneo, razón por la que trabaja con intensidad a la par del resto en la recta final de la pretemporada en playa.

"Lo tomo con madurez, pienso que lo que viví en León me ha servido mucho para madurar en lo que es mi carrera, tanto futbolísticamente, como persona, ahora estando aquí en Puebla hay objetivos grandes como los tienen todos los equipos mexicanos que es estar en la pelea, pienso que se puede, Puebla tiene ahora buenos jugadores, trajeron buenos refuerzos que la verdad es importante un buen grupo, saber para dónde vamos cada uno, para eso estamos trabajando, esperemos ahora que empiece el torneo, partido a partido dejarlo todo y todos jalar para el mismo lado que es lo importante".

Loboa se definió a sí mismo como alguien alegre y extrovertido que cuenta con esas mismas cualidades en el terreno de juego, donde no debe quedar duda de que se entregará al máximo con esta su nueva causa, en espera que concluya el proceso de preparación para poner de manifiesto sus palabras con acciones.

"Como persona, soy alegre, extrovertido, en lo futbolístico yo creo que la mayoría, por ahí, ya me conoce aquí en México, un jugador rápido, dinámico, que tiene sacrificio y que va a dejarlo todo en la cancha durante los minutos que esté en el terreno de juego. Soy un jugador con sacrificio, la afición también es importante, que más que afición se vuelva parte del equipo, que se conforme un solo grupo, una sola familia".

Reconoció que el hecho de tener a varios compatriotas dentro de la organización, hace mucho más placentera la estancia porque se tiene a alguien con costumbres y pensamientos afines, lo que facilita la adaptación a la ciudad, que sabe, es una de las más atractivas para los que juegan a nivel profesional.

"Es importante a veces tener un compatriota, así se siente uno tranquilo, a veces uno les puede expresar a los compañeros las cosas que uno tiene guardadas, se comparte y saber de que hay buenos jugadores, que se está haciendo un buen papel, se están abriendo puertas para otros colombianos que están en nuestro país esperando una oportunidad".

Por último, indicó que por ahora no le resta más que atender a todas las indicaciones del cuerpo técnico, donde lo importante será alcanzar su máximo nivel en lo físico para de ahí partir a lo futbolístico, en espera de regresar a la Angelópolis a fin de comenzar con los duelos de preparación.