El trasfondo del "adiós" del Tri al Azteca

El presidente de la Federación Mexicana de Futbol, Decio de María, no descarta que la Selección Mexicana salga de la Ciudad de México, argumentando que la mitad del equipo juega normalmente a nivel del mar, por lo que la altura, que antes era un factor a favor, ahora se ha vuelto en contra. Pero siendo un poco quisquilloso, creo que hay un trasfondo tras esta posible mudanza del Tri al interior de la República Mexicana.

            En cierta manera tiene razón el presidente de la FMF, el factor que antes jugaba a nuestro favor quizás ya se ha convertido en nuestro enemigo. La altura de la Ciudad de México, y porque no, hasta la contaminación, hasta hace algunos años eran circunstancias que daban cierta ventaja al Tri sobre sus adversarios, pero las cosas han cambiado, y esa “ventaja” se ha convertido en uno de los enemigos que afecta a los jugadores en su desempeño físico. Bajo esta premisa, Decio de María, en consenso con el cuerpo técnico encabezado por Juan Carlos Osorio, estarían considerando cambiar de sede para el Hexagonal Final de la CONCACAF rumbo a Rusia 2018 que comienza en noviembre próximo. Las posibles plazas serían los estadios de Jaguares de Chiapas, Chivas o  Rayados.

            La verdad es que este argumento por parte de Decio de María es válido, pero no creíble. Por todos es sabido que a la afición que asiste al Estadio Azteca a ver los partidos del Tri ya no le resulta atractivo, y por ende las entradas han ido en detrimento, y si a eso le agregamos que las formas y el estilo de juego del Tri no convence a los aficionados capitalinos, por esos motivos se podría venir esa mudanza a Monterrey, Guadalajara y/o Chiapas. ¿Esta podría ser una manera de castigar al aficionado capitalino por su poco interés por ver al Tri jugar en el Azteca? No lo sé, pero es obvio que Decio de María maquilla esa represalia, porque el argumento de que la altura afecta a la mitad del combinado nacional me parece un pretexto muy barato, banal.

             Y la jugada que trama Decio de María y su equipo de trabajo está bien detallada y con aristas a favor por varios ángulos. Otro argumento, o pretexto para sacar al Tri de la Ciudad de México, como quieran llamarlo, podría ser que las ciudades como Monterrey, Guadalajara o Chiapas, también quieren ver a su selección en sus recintos, aficionados que no tiene la posibilidad de ir al Azteca, podrían asistir al estadio de Rayados, Chivas o Jaguares, para apoyar y vitorear, porque pocas veces se da que el Tri visite estas plazas para partidos oficiales, por lo tanto los aficionados están ávidos por ver a su Selección.

            Casi puedo dar por hecho que el Tri va a salir del Estadio Azteca, los jugadores no aguantan la presión que éste ejerce sobre ellos, el que debería ser el apoyo principal para el combinado nacional se ha convertido en su enemigo. Por lo tanto, los directivos lo que quieren es ir y buscar una “zona de confort”, donde no se les exija y se sientan cómodos, donde los aficionados vitoreen a los jugadores, los enaltezcan, los cobijen. Pero cuidado, que esa sobre protección puede ser un arma de doble filo, donde la soberbia y dejación se puede asomar y por ende, llevarse reveses que pueden poner en peligro la asistencia del Tri en la próxima como Copa del Mundo.