La Liga deja de ser MX; 197 extranjeros y contando

El futbol mexicano poco a poco está dejando de serlo gracias a la desmesurada cantidad de futbolistas foráneos que militan en la Liga MX. Un total de 197 extranjeros, más los que lleguen antes del 31 de enero que es la fecha límite para registrar jugadores, son los que verán actividad en el Clausura 2017.

Es preocupante el número de extranjeros que actualmente militan en nuestro futbol, una cantidad que va en aumento con el paso de los torneos, de los años. Y no es culpa de los foráneos que sean contratados para militar en México, sino el mismo directivo y promotor que, en su defecto; uno busca resultados inmediatos y lo mejor es buscar fuera del país a futbolistas que les puedan dar el rendimiento necesario para salvar la temporada, y en otros pocos casos, intentar conseguir el campeonato. Con la desesperación del directivo, con la presión del descenso o de buscar el título, los promotores o representantes se han convertido en un mal necesario para nuestro futbol, personajes que, en algunos de los casos 'timan' a los directivos inocentes y hambrientos por resultados.

El tema es preocupante y debería ocupar a los jerarcas del futbol mexicano. Sí, algún sector conocedor del tema vocifera que la llegada ilimitada de extranjeros a los clubes mexicanos genera 'competencia' interna, que exige al jugador mexicano a tener una mejor calidad. El problema radica en que los extranjeros que llegan, en un sinfín de casos, no tienen la calidad para jugar en un equipo de Primera División; sin embargo, siguen ocupando el puesto de un mexicano que sí la tiene, pero que, solo por ser extranjero sigue en la plantilla, y no solo eso, sigue jugando.

En su defecto, cuando un extranjero no 'da el ancho' en la Primera, se va al Ascenso, que se supone es para foguear a los jóvenes mexicanos antes de subir a Primera, pero ¡oh sorpresa! Se encuentran con que el extranjero desechado vino a quitarle, robarle, hurtarle, un lugar que por proceso le correspondía.

Uno de los problemas que más preocupa en lo personal, es que a futuro, mediano o largo plaza, quien se verá afectado por esta excesiva contratación de extranjeros es la selección nacional. Y para muestra un botón; dejando de lado a Raúl Jiménez, Javier Hernández y Oribe Peralta ¿Quién podría tomar su lugar en el Tri en la delantera? Nadie. No hay, no tenemos un referente y no habrá, porque con esta medida desmesurada y obsesionada por parte de los clubes para contratar delanteros se verán apagadas las oportunidades para los mexicanos, y esto, tarde que temprano afectará al Tri.

Solo como mero dato escalofriante: ¿Sabe usted cuál fue el último mexicano en ser campeón de goleo en la Liga MX? Difícil recordarlo verdad, pues fue ni más ni menos que Ángel Reyna (13 goles), cuando militaba en las Águilas de América.

No estoy en contra de que vengan extranjeros a nuestro futbol, pero sí creo que es necesario crear filtros de calidad (tal y como lo hace la Premier League), reducir el número de foráneos, temas que incomodan a más de uno, pero que de no tomar medidas urgentes por partes de los directivos, las consecuencias pueden ser graves.