Todo se define en Monterrey

Las semifinales del Clausura 2016 ya están en marcha, y nos arrojaron dos atractivos duelos tanto en el monumental Estadio Azteca como en el Nou Camp. Como era de esperarse en ambos escenarios los duelos fueron cerrados en el marcador pero atractivos futbolísticamente.

En el Azteca, Antonio Mohamed dio la impresión de reservar a su equipo, amarrarlo para no llevarse un resultado adverso que se complicara la vuelta en Monterrey. Digamos que el Turco fue a la capital a no perder, como sucedió, y no llevarse una abultada diferencia.

La osadía de Mohamed le dio dividendos favorables; un 0-1 que no es difícil de remontar, es más, se ve bastante asequible para avanzar a la siguiente ronda. Lo que si quedó de manifiesto en los primeros 90 minutos de esta serie, fue que, cuando adelantó a su equipo el Turco, el equipo fue peligroso, teniendo dos claras de gol en los pies de Cardona y De Nigris, que de haberlas concretado, mínimo se hubieran llevado el empate del nido águila.

Por otra parte, Ignacio Ambriz dio la gran sorpresa, al dejar en la banca a su capitán y referente en el ataque, Rubens Sambueza, que ya era elegible para el duelo ante Rayados después de cumplir su juego de suspensión tras el Clásico Nacional.

Nacho se salió del guion al que nos tenía acostumbrado, dejó por lapsos del partido su fiel estilo conservador, arriesgando en varias ocasiones y sumando varios hombres al ataque. Tal fue el atrevimiento de Ambriz y sus muchachos, que la figura de Rayados fue indudablemente su portero Jonathan Orozco, que durante los 90 minutos mínimo saco tres balones que iban con destino a las redes.

Definitivamente varios estarán de acuerdo conmigo; este América- Rayados me pareció el juego más atractivo en lo que llevamos de esta Liguilla, pese a que Rayados no se 'soltó' del todo, dieron una probada de lo que se avecina este mismo sábado en Monterrey,

La vuelta en el nuevo y espectacular estadio de Rayados será imperdible. Ya sabemos las armas que tienen ambos equipos. Pero desde mi percepción, La dinámica, los tiempos y rumbo del partido, lo va a marcar Rayados, porque son quienes necesitan el resultado.

América no va a ir a Monterrey a arriesgar, será inteligente, va a volver a ser el equipo reservado y conservador al cual nos tiene acostumbrados su entrenador. El marcador les favorece, por lo tanto los obligados a buscar el arco rival y el resultado son los locales. Los de Coapa no tienen que hacer nada extraordinario, y por lo que se ve, se van a defender bien y aprovechar los espacios que Rayados deje a la defensiva –por las constantes incorporaciones de sus laterales al frente para sumar unidades-.

Antonio Mohamed sabe que debe tomar riesgos, y lo va hacer, conforme avancen los minutos. El sistema táctico al que recurran los técnicos será conforme avancen los minutos y las necesidades de ambos. Por el momento, Rayados tiene que jugar con intensidad y buscar incisivamente el arco americanista. Si anota primero Rayados, América será quien ahora tenga que buscar el arco rayado, si anota América primero, el juego puede tomar un rumbo al cual no le conviene al Turco.

Por lo tanto, el juego será atractivo por ambos lados que se vea. Rayados no puede, no debe, ni quiere quedar eliminados en su casa ante su público. Mientras que por el otro lado, América tiene el sartén por el mango y ellos son quienes tienen la batuta. Será un juego de alarido y espectacular; Rayados saldrá a proponer y las Águilas saldrán a cazar a su presa.



twitter: @WillyAsva