Se busca campeón

La fiesta Grande del balompié azteca está en curso, y ya nos arrojó los primeros cuatro partidos correspondientes a la ida de los cuartos de final, donde hubo dos empates y dos triunfos para los locales. La ventaja más evidente se inclina para León, Necaxa, Chivas y Tigres.

Lo que sucedió el miércoles en el Nou Camp es el claro ejemplo que no importa si eres el líder del torneo o entras de panzazo, como en este caso le tocó a La Fiera. Los "Xolos" de Tijuana de Miguel Herrera terminaron líderes del Apertura 2016 con 33 puntos, pero fueron a León y se llevaron tremenda sacudida. Los pupilos de Javier Torrente le dieron un paseo a los "Xolos", un 3-0 que puede ser definitivo, si Miguel Herrera y su equipo vuelven a dar la paupérrima exhibición que dieron, pueden irse despidiendo del título. Si algo caracteriza a los equipos "el Piojo", es que son guerreros, que luchan, que pelean, por ello sorprende que el miércoles hayan dado tan inaceptables 90 minutos, que, ante un León inspirado lograron un sorpresivo resultado. La vuelta será a matar o morir, a cazar o ser cazado pero morir de algo y no en vano.

El mismo miércoles hubo duelo de felinos en CU, ambos equipos se brindaron sobre el terreno de juego y nos dejaron un grato sabor de boca. Un 2-2 que deja abierta la serie, pero que esos dos goles que consiguieron los Tigres pueden ser determinantes. Pumas dio un buen juego, pero en el "Volcán" tienen que dar su mejor versión, porque ante su gente, en su casa, Tigres es un hueso duro de roer. La serie está un 65-35% en favor de Tigres.

Por otra parte, el jueves se disputaron los dos juegos de ida restantes. Primeramente en el Estadio Victoria, Necaxa le hacia los honores al actual campeón, a los Tuzos del Pachuca. Un triunfo apretado para los Rayos, un 2-1 que a juicio personal fue mucho para los locales y poco para los visitantes. Un empate hubiera sido lo justo, ya que ambos equipos tuvieron sus oportunidades claras de gol, pero gracias a las intervenciones tanto de Marcelo Barovero como de Oscar Pérez no hubo más anotaciones. Que sí, a decir verdad "el Conejo" tuvo una pifia que le permitió a Necaxa abrir el marcador, pero un error no empaña el gran desempeño que tuvo durante los 90 minutos. Un resultado que es una navaja con doble filo para el juego de vuelta; Pachuca tiene que buscar el gol que le dé el pase a las semifinales, pero con sus reservas, de lo contrario puede padecer el síndrome de la cobija corta. Necaxa va a salir a esperar a los Tuzos, cederle la iniciativa para cazarlos a la contra. Un 55-45%en favor de Pachuca.

Y por último, el futbol mexicano nos regaló el tercer clásico en el segundo semestre del año. Un duelo bastante parejo, pese a que América comenzó siendo más agresivo, ante un pasivo Rebaño, donde Matías Almeyda hizo ajustes en su once inicial que sorprendieron a propios y extraños, pero que a final de cuentas le rindieron frutos, ya que el1-1 es un buen empate relativamente por el gol de visitante.

Definitivamente esta es la serie que veo más pareja para el juego de vuelta el domingo. América tiene el potencial para doblegar a las Chivas, y como será el "obligado" a buscar el resultado, puede abrirle las puertas a los Rojiblancos. Almeyda tiene que pensar muy bien cuál será el once que va a poner en el Estadio Chivas, ya que un despiste táctico le puede costar la eliminación de la Liguilla. Ricardo La Volpe sabe perfectamente que tiene la materia para salir avante de esta fase, pero al igual que Almeyda, debe cuidar los pequeños detalles individuales de sus jugadores, porque un error, una desconcentración por parte de uno de sus pupilos le puede costar la eliminatoria.