¿Por qué el “bache” del FC Barcelona?

Muchos nos preguntamos qué le sucedió a los Blaugranas hace un par de semanas cuando quedó eliminado de la UEFA Champions League ante el Atlético de Madrid y posteriormente, en La Liga española, perder sorpresivamente ante la Real Sociedad en Anoeta y después como local ante el Valencia. Tres juegos consecutivos perdidos en una semana, algo inusual en el conjunto Culé. ¿Qué le sucedió al invencible y todo poderoso Barcelona? ¿Por qué el súbito "bache"? Preguntas que tienen algunas respuestas.

Exactamente ocho días tuvo el FC Barcelona y Luis Enrique para perder tres juegos consecutivos, el efecto ha sido cruel y desdichado; eliminado de la Champions League y comprometer el campeonato español, que hasta antes del Clásico ante el Real Madrid, se podría decir que lo tenían amarrado. Tres juegos que, literalmente hicieron que saltaran las alarmas tanto a la directiva, como a los mismos jugadores y a la afición. Gracias a este tropiezo, todo mundo expuso sus conjeturas, todas respetables, pero en varios no comulgo.

Insisto, todos podemos formular cuales "serian" las causas del bajón Blaugrana, algunas causan polémica, otras son ciertas y unas son sandeces. Hay varios factores del por qué pudo darse este tropezón Blaugrana, podemos hablar de: cansancio, secuela psicológica, plantel corto, inclusive los problemas extra cancha de algunos de sus jugadores claves. Estas pudieran ser algunas circunstancias, que en algún momento se alinearon y el efecto fue este socavón de ocho malditos, largos y eternos días.

Vamos por partes; el cansancio de algunos jugadores es evidente, el trajín de partidos entre selección y club, los largos viajes y concentraciones cansan y saturan al jugador, situación que les está cobrando factura en el peor momento del torneo. Por otra parte, el tener un plantel corto, y me refiero a la calidad, es evidente; el péndulo Blaugrana, quien le da equilibrio en el medio campo, el cuarto jugador más utilizado por Luis Enrique, está pasando por una baja de juego desde que se enfrentaron al Real Madrid, estamos hablando de Sergio Busquets. Y es que, Luis Enrique no tiene un recambio para darle descanso y recuperarlo al cien por ciento, el jugador viable para suplir al español en el centro del campo sería Javier Mascherano, el problema es que su técnico no tiene quien cubra la central, ya que no confía ni en Marc Bartra, ni en Thomas Vermaelen. Además, habría que agregarle que el turco Arda Turan no ha terminado de encajar en el sistema de Luis Enrique.

Por otra parte, los problemas extra cancha de algunos jugadores les ha cobrado factura. Podemos poner sobre la mesa los ejemplos de Lionel Messi, Neymar y Javier Mascherano, que tuvieron o tiene problemas con el fisco, tanto en España y en el caso de del brasileño, hasta en su país. Situaciones que repercuten y afectan indirectamente al jugador, merman anímicamente. Ojo, no estoy diciendo que su calidad se esfumara como por arte de magia, solo que estas situaciones afectan en el sentido que no estas concentrado durante los partidos, estas pero no estas, alineas, pero no juegas.

Y ya que estamos hablando del factor psicológico, esta puede ser una de las causas principales del por qué Barcelona quedó eliminado de la Champions League y perdió dos juegos -o tres si agregamos el Clásico- en La Liga. En efecto, la derrota ante el Real Madrid en el mismísimo Camp Nou era un resultado que no se tenía presupuestado, la manera y la forma en que el Barcelona dejó ir esos tres puntos en casa puede ser el principio de esta mala racha. El golpe anímico quedó de manifiesto, y los resultados posteriores hablan por sí solos.

Los astros se alinearon para que el FC Barcelona tuviera ocho días desgraciados que cobraron una factura muy cara al quedar eliminados de la Champions League. Aunque en La Liga se mantienen en la punta junto al Atlético con el Real Madrid pisándoles los talones, puso el campeonato al rojo vivo. Este tropiezo los hará más fuertes, los Culés volverán a ser el equipo al que nos tienen acostumbrados, y para muestra fue la goleada escandalosa (8-0) que le propinó a media semana al Deportivo de la Coruña.

Lo que le sucedió al FC Barcelona fue un accidente, un bache futbolístico, un bajón de juego, gotas que colmaron el vaso. Espero que Luis Enrique y sus pupilos hayan aprendido la lección, porque de lo contrario, podrían perder el título que hasta hace un par de semanas tenían prácticamente en la bolsa.