Pachuca deja vivo a un peligroso Rayado

Ha sido una semana bastante movida en el mundillo del balompié azteca. Por principio de cuentas, ya se jugó el primer partido de la gran final del Clausura 2016 entre Rayados y Pachuca, dejando un resultado favorable para los Tuzos que dieron la primera estocada. Después, tenemos la regla que ha cimbrado los cimientos de nuestro bendito futbol; el presidente de la Liga Mx, Enrique Bonilla, dio a conocer la famosa y polémica regla 10/8, que permite que no haya un límite de extranjeros por club.

Pero vamos por partes. Este jueves se subió el telón en el Estadio Hidalgo que tenía como protagonistas a los equipos uno y dos de la tabla general; Rayados y Pachuca respectivamente. Una final que tiene ingredientes para ser atractiva, y así lo fue en el juego de ida.

Antes de seguir, quiero hacer un pequeño paréntesis para hacerle una aclaración al dueño de Pachuca, al señor Jesús Martínez. Retroalimentando, en una declaración rodeada de euforia por conseguir el pase a la final cuando derrotaron a León en las semifinales, el dueño de Grupo Pachuca declaró que sería un duelo de "Cartera vs. Cantera" ante Rayados. Y bien, nada más como dato; ocho jugadores de Rayados, de la cantera, disputaron durante la fase regular 5,232 minutos totales. Mientras que en Pachuca, tuvieron actividad cinco canteranos y sumaron un total de 5,085 minutos... Entonces ¿Quién es la "cantera" y quien es la "cartera" Sr. Martínez?

Vamos a la cancha, que es realmente lo que nos incumbe. Tuzos dio un buen partido, fue vertical, intenso, y siempre buscó el arco de Jonathan Orozco durante los 90 minutos, pero como ya es una costumbre, los salvó de varias ocasiones claras de gol. El 1-0 es un marcador corto por lo exhibido este jueves por parte de Pachuca y Rayados en el Hidalgo. Rayados fue una radiografía, una calca de lo que hizo en el Azteca ante el América en el juego de ida; fue cauteloso, precavido, no quizá arriesgar. Antonio Mohamed en el pecado se llevó la penitencia, un marcador adverso que es y puede ser más peligros de lo planeado en la vuelta.

En Monterrey la historia será totalmente diferente, el obligado será Rayados, mientras que Pachuca, si sigue fiel a su estilo, serán muy peligrosos y tendrán altas probabilidades de levantar el título en patio ajeno. Mohamed debe ser muy inteligente para resolver el crucigrama táctico, y no dejar que las emociones o intuiciones cobren un valor agregado, ya que eso puede hacerle pasar una noche amarga. El juego es de pronósticos reservados, no se ve un claro ni mucho menos favorito, de lo que si estoy plenamente convencido es que disfrutaremos de un gran partido, una estupenda final.

Otro tema que ha causado bastante polémica en el gremio es la nueva Regla 10/8 que entra en vigor para el próximo torneo, donde se permitirá que haya hasta 10 jugadores foráneos (extranjeros y naturalizados) en el 11 titular. Pues bien, este nuevo "reglamento" ha levanto bastante polvo. Tiene sus pros y contras, cada quien podrá sacar sus conclusiones. En lo que si podemos estar seguros es que esta medida cierra las puertas para el crecimiento de futbolistas mexicanos, y por ende, la baraja se reducirá considerablemente para la elección de jugadores para vestir la playera verde. Quizás en este momento no se vaticine, pero en algunos años se podrán ver los daños colaterales de esta decisión. Por otra parte, esta medida, da pase libre a los agentes o representantes para traer a futbolistas del extranjero a granel, sin importar la calidad. Y siempre he sido de la idea que si es extranjero, debe tener calidad, que aporte al futbol mexicano. La cantidad es la que daña y es el mal que aqueja al futbol en sí, y por ende al futbolista mexicano.

Por otra parte, el jugador mexicano no está preparado ni futbolística ni mentalmente para este tipo de "reglas" tan radicales. Es decir, si la mentalidad fuera otra, la de competir y ser mejor que cualquier otro extranjero que venga, si tiene la calidad y es mejor que el extranjero, no habrá ningún problema, el detalle es que el jugador mexicano vive bien, cómodamente, con sueldos barbaros, entonces no hay motivos para exigirles, y quizás esta medida (10/8) les pueda ayudar en ese sentido, a cambiar la mentalidad. Esta medida es una navaja de doble filo, solo el tiempo dirá si fue buena o mala decisión de los directivos que rigen el futbol mexicano.




twitter: @WillyAsva