Leicester City: El Robin Hood de la Premier League

Una liga como la inglesa que ha sido monopolizada por los grandes equipos con presupuestos exorbitantes, hoy tienen que hacerse a un lado, hacerle pasillo a un humilde, a un plebeyo y decoroso equipo llamado Leicester City.

El autor principal de esta historia, que puso broche final a una hazaña que será recordada como una de las grandes gestas del futbol, no solo en el futbol inglés, sino en toda la historia del balompié, tiene nombre y apellido: el italiano Claudio Ranieri, que a sus 64 años de edad y en la recta final de su carrera profesional acaba de conseguir su primera liga.

El estratega italiano llegó a finales de la 2015 a tomar las riendas del Leicester City, tras sustituir al inglés Nigel Pearson, quien fuera el autor intelectual de subirlo de categoría en 2014, un año después sorpresivamente dejaría al club tras el escándalo sexual en Tailandia en donde se vieron inmiscuidos tres jugadores del club, entre ellos James Pearson, hijo del entrenador. La relación técnico-directiva fue insostenible y el estratega se hizo a un lado para dar paso a Claudio Ranieri.

Otro de los principales autores de que Leicester levante el título en la Premier League es su dueño; el empresario tailandés Aiyawatt Srivaddhanaprabha. En el 2010 compró al club cuando participaba en la Premiership (Segunda División inglesa) y siendo un apasionado del futbol, prometió que invertiría para llevarlo a la Premier, pero nunca imagino que 6 años después iba a ser campeón su Leicester.

Para que nos demos una magnitud de la hazaña que ha hecho el Leicester; el club tiene un valor aproximado en el mercado de 60 millones de euros (30 en su once titular). Los 60 millones que vale la platilla de The Foxes, un solo jugador le costó esa misma cantidad al Manchester City: el belga Kevin De Bruyne procedente del Wolfsburgo de Alemania. Las dos principales figuras y actores del título del Leicester son el inglés Jamie Vardy y el argelino Riyad Mahrez, ambos ya fueron distinguidos por su extraordinaria campaña: Vardy fue nombrado como Jugador del Año, mientras que Mahrez como el Mejor Jugador de la Premier League. Ambos costaron millón y medio de euros al club (un millón y 500 mil euros respectivamente), cuando los principales equipos de la Premier League no bajan sus pretensiones por sus atacantes por menos de 50 millones. Abismal la diferencia de presupuestos, es por ello que esta proeza cobra tanto valor y es tan increíble pero cierta.

Lo que acaba de conseguir el Leicester City son gestas que se dan muy pocas veces en el mundo del futbol, y en el deporte en general. ¿Hazañas similares? Podemos hablar del Nottingham Forest (1977-1978) de Brian Clough, Uruguay en el Maracaná en 1950 y Grecia en la Eurocopa del 2004. Hoy, el Leicester acaba de escribir con letras de oro su nombre, pasando a la inmortalidad de las grandes hazañas en la historia del futbol.

Durante los próximos años, lustros, décadas, se hablará y recordará al Leicester City de Claudio Ranieri; un club modesto, humilde, plebeyo, que le quitó a los ricos para dárselo a los humildes... El Robín Hood del futbol inglés.



twitter: @WillyAsva