El Minuto 90

El periodista ratero

Qué vergüenza tan enorme contar con un colega mexicano que le robó a Tom Brady su jersey ¡en dos ocasiones! Aunque a usted le parezca increíble, el director del periódico La Prensa se metió al vestuario de los Patriotas de Nueva Inglaterra y le robó el jersey al Jugador Más Valioso del pasado Super Bowl.

Se acercó a la maleta del mariscal de campo y sin que nadie se diera cuenta en todo el vestuario, abrió el zípper, extrajo la camiseta del número 12 aún sudada y con las lágrimas de la emoción después de haberle ganado al Cruz Azul de la NFL, los Halcones de Atlanta, escondió entre su maletín el uniforme y se salió muy campante caminando del vestidor con una pieza valuada en 500 mil dólares.

Es obvio que lo que hizo este periodista no es el reflejo de la mayoría de los colegas que vamos a cubrir partidos a otros países. Él no refleja el estereotipo de los periodistas mexicanos.

Es una catástrofe lo que este hombre le hizo al periodismo mexicano, me da mucha pena que estemos en boca de todo mundo, en todos los países, en redes sociales, ya que este ratero puso de nueva cuenta a México en un lugar muy vergonzoso. Este ratero se une al mexicano que en el Mundial del ‘98 apagó el fuego eterno del arco del triunfo al orinar sobre él, así como el ciudadano mexicano que en estado de ebriedad detuvo el tren bala en Japón 2002.

A ellos se unieron en vergonzosos acontecimientos el mexicano que le colocó un sombrero a la estatua de Nelson Mandela, y en la Copa del Mundo 2014 en Brasil, un aficionado se lanzó al agua desde un crucero cuando se encontraba en estado de ebriedad y en ese mismo evento, dos políticos mexicanos golpearon a un hombre tras acosar a su esposa.

Estoy muy apenado, sumamente apenado, triste y desconsolado... qué vergüenza... 

guillermo.gonzalez@milenio.com

twitter@WillieMty