El Minuto 90

¿De qué sirve la Sub 17?

México tiene un potencial enorme en las inferiores. Lo ha demostrado año tras año. Trabajamos muy bien con los chicos, desde la Sub 15 hasta la Sub 20.

Nuestros jóvenes tienen una característica en peligro de extinción a nivel mundial que es el atrevimiento. Sí, yo lo entiendo a usted querido lector, es difícil comprender que sea el atrevimiento el que cada vez se vea más escaso en todas las canchas. Ya pocos jugadores se atreven a realizar una gambeta o encarar sin miedo a perder la pelota.

Hoy en día, los técnicos han despedazado el talento a niveles desproporcionados. Hoy los DT´s prefieren el manejo de la pelota. Pasar y pasar el balón de un jugador a otro, guardarlo y retrasarlo hasta llegar al arquero para seguir tocando.

Esa teoría de la posesión del esférico solo por tenerla sin arriesgar nada, empobrece al futbol. Por eso cuando sale una selección como la de España en Sudáfrica 2010, un equipo que encaraba sin miedo a perder el balón, que buscaba el mano a mano, que fijaba su mente constantemente en el arco rival fue elogiada por todo el planeta.

No se diga del Barcelona de Guardiola, con Ronaldinho que se atrevía a tirar un túnel, un sombrerito o simplemente regatear, fue y seguirá siendo ejemplo de admiración por los siglos de los siglos.

Todos admiramos al que se atreve, al que arriesga, al que busca con pasión el arco rival.

Por eso Messi y Cristiano ganan todo el oro del mundo porque son atrevidos. No entiendo porqué nuestros jóvenes al llegar a Primera División van perdiendo las ganas de encarar al rival, de atreverse a divertirse en la cancha.

Cuando estos chicos llegan a Primera División aquí en México, apagan el chip de la alegría y encienden el del pase lateral o pase hacia atrás.

Es triste, pero es una realidad. México ya debería ser una potencia a nivel mundial con estos resultados que nos deslumbran desde el 2005 y que tristemente los frutos aún no han llegado. Triste, pero cierto.  

 

guillermo.gonzalez@milenio.com

twitter@WillieMty