El Minuto 90

La maldición de Messi y Cristiano

Pobres de los dos. El fracaso los alcanza rápidamente, los absorbe, es como traer un imán pegado al pecho todo el tiempo. Todos estamos acostumbrados a que hagan las cosas bien, a ellos no se les permite fallar.

Para mi gusto, esa situación es una permanente tragedia. Los dos nacieron para competir uno contra el otro, nacieron para romper récords y son alimento diario para la polémica, sobre quién es el mejor de los dos y además todo el tiempo los comparan con Diego Maradona y Pelé como si fuera una permanente lucha en donde tienen todas las de perder, ya que no han ganado ningún Mundial.

Si también usted me explicara que ambos son millonarios y que tienen la vida solucionada, yo no lo veo así. Estos dos chicos no tienen vida, son objeto de toda clase de persecución mediática. Son perseguidos por las redes sociales, por la opinión de millones de fanáticos en el mundo entero.

Seamos realistas, estos dos no pueden ir a un baño público sin ser abordados, ellos no tienen opción, nacieron con la estrella de saber jugar al futbol y tienen que ganar por obligación todo el tiempo en un deporte que es cien por ciento colectivo.

Qué dura ha sido la vida para los dos. Siempre en el ojo del huracán, bajo la lupa, aprobando o reprobando exámenes cada vez que pisan una cancha de futbol.

A uno lo llaman extraterrestre y al otro un súper héroe. Estos chicos no tienen opción de errar. Uno de niño se inyectó de todo para poder crecer y el otro abandonó a su familia a los 13 años para ir a buscar el sueño de jugar en Primera División.

El futbol da mucho, pero también creo que les quita mucho. A uno se le mata por no hacer un penalti y al otro se le revienta por hacer muchos penales.

El otro día a Maradona y Pelé en un evento en Europa les dejaron el micrófono abierto y uno le decía al otro: “Messi no tiene personalidad”, a lo que el otro contestaba: “Es cierto, no tiene personalidad”.

Qué duro debe haber sido para Messi ver ese video. En el ambiente sobre Lio y Ronaldo hay presión todo el tiempo. Qué duro debe ser estar en sus pies.   

guillermo.gonzalez@milenio.com

twitter@WillieMty