El Minuto 90

El dúo que daña al futbol

El árbitro Roberto García Orozco y el asistente José Luis Camargo están enfermos de poder, ambos son lo más negativo que tiene el futbol mexicano. Se sienten intocables.

Con una actitud arrogante sacan de quicio a los jugadores, entrenadores y aficionados. Lo que hicieron en Torreón, en el Tigres contra Santos, es preocupante. Camargo está frustrado por no haber sido árbitro central y por eso pita desde la banda. Roberto García Orozco está enfermo de protagonismo. Nadie en el gremio arbitral se atreve a decirles de frente lo dañinos que son para la Liga Mx. Lo peor es que no son malos árbitros.

Tienen calidad. Lo han demostrado. Pero hoy en día están fuera de sí. Están enfermos de protagonismo, de arrogancia, están enfermos de altanería. Creen que están por encima del juego.

Es una lástima que lastimen el futbol. La forma tan absurda del comportamiento de ambos es irracional. Yo le pido a Arturo Brizio Carter que por favor haga algo.

Tiene que detenerlos. Tiene que hablar con ellos y hacerles ver que el mejor trabajo arbitral es cuando los árbitros pasan inadvertidos, porque este dúo que daña al futbol tiene tanta arrogancia que los jugadores se vuelven locos cuando ellos pitan.

Lo que le hicieron a Chepo de la Torre no tiene nombre. Se tienen que detener en este instante. Es demasiada mamonería por parte de Camargo y García Orozco. El domingo estaban desquiciados.

Algo tiene que hacer Brizio inmediatamente. El futbol no puede estar en manos de dos personas que gustan de dañar el juego, de ensuciarlo y de lastimarlo.

Ya basta de árbitros prepotentes. 

guillermo.gonzalez@milenio.com

twitter@WillieMty