El Minuto 90

¿Por qué el futbol es tan lento?

Esto aplica para el futbol mexicano. He llegado a una conclusión sobre este tema. El problema de la lentitud en la mayoría de los equipos, por no decir que en todos, se debe a que el futbol mexicano está siendo controlado y operado por los mismos entrenadores de siempre, esos que en años no han ganado nada y siguen de equipo en equipo.

Yo no entiendo cómo es que Ricardo Antonio La Volpe con 30 años en el medio solamente ha ganado un campeonato y tampoco entiendo por qué Rubén Omar Romano sigue dirigiendo sin haber conseguido un solo título en su carrera.

Tampoco comprendo qué avala a Sergio Bueno para ser el entrenador del Cruz Azul y de haber dirigido a 12 equipos más en México sin conseguir nada, Nada es nada.

Son los mismos técnicos dando vuelta. En el futbol mexicano hay muy pocas propuestas ofensivas nuevas, distintas, la mayoría hacen lo mismo y entrenan lo mismo. No hay diferencia entre los técnicos. Solo Pachuca con Diego Alonso y Santos Laguna con Pedro Caixhina intentan hacer algo distinto.

El Portugués sale a matar o morir. Juega abierto, ofensivo, aguerrido, ataca en todo momento, corre riesgos y ya tiene su primer título entrando como octavo a la fiesta grande.

Los Tuzos apostaron por un uruguayo de ideas frescas. Con las características similares a las de Caixhina. Muy ofensivo, vertical y agresivo. Abriendo el juego por las bandas y apostando a extranjeros distintos como Penilla, Sornoza, Cano y unos jóvenes con ganas de crecer, Damm, Érick Gutiérrez e Hirving Lozano.

El juego es muy lento en México, dan 20 pases para poder cruzar la línea del medio campo. Son ataques predecibles y resultados predecibles.

Esta problemática nos arrastra a la selección mexicana mayor. Vemos como en las selecciones juveniles jugamos a otro ritmo y cuando llegan a Primera División retrocedemos pasos gigantescos por quitarle velocidad a nuestra Liga mexicana. Los directivos viven en la cómoda. No les apura, mientras ellos cuiden su chamba, que la lentitud siga corriendo, al cabo aquí todo sigue igual.  

 

guillermo.gonzalez@milenio.com

twitter@WillieMty