El Minuto 90

El debut del "Chicharito"

Esta semana he recibido una cantidad enorme de correos electrónicos, tuiters y mensajes de texto. En ellos diferencié a tres grupos de aficionados sobre este tema.

El primero se compone de la gran mayoría. Está integrado por aficionados cegados al razonamiento y alejados de la objetividad. Ellos utilizan principalmente el insulto como medio de comunicación. No les interesa analizar las cuestiones TÉCNICAS de Javier Hernández. Anteponen que Chícharo es mexicano y por consiguiente no es justo debatir sobre su capacidad TÉCNICA.

A estos aficionados no les agrada que se señale las áreas de oportunidad del delantero y manifiestan un sentido de nacionalismo sobre el análisis TÉCNICO del jugador.

El segundo grupo lo compone la minoría. Ellos me han amenazado de muerte y señalan que ya me tienen ubicado.

Tratan mediante las letras infundir miedo y atacarme de manera personal. El tercer grupo es el de aficionados que usan la razón como principio básico de un análisis TÉCNICO. Debaten con categoría sin usar palabras altisonantes. Señalan las carencias TÉCNICAS del jugador.

Ellos consideran que el delantero ha tenido una suerte considerable, y a pesar de ser un atacante limitado en la mayoría de sus habilidades motrices, ha jugado en los dos mejores equipos del mundo.

Esta realidad es la más difícil de comprender para la gran mayoría. Así que vi el partido de debut. Tomé una hoja y una pluma para detallar cada uno de sus movimientos y de los toques que le hiciera a la pelota.

Después de 25 minutos la hoja en la que me disponía a escribir sobre Chícharo seguía en blanco. Se veía como una chiva loca en el campo del Bernabéu que corría por correr, sin sentido, sin criterio y sin calidad.

Hoy con mucha pena les afirmo que... siempre tuve razón. Qué malo es el Chicharito

 

guillermo.gonzalez@milenio.com

twitter@WillieMty