El Minuto 90

El "Chaquito" Giménez

Quiero decirles que siento un afecto muy grande por Christian Chaco Giménez. Siempre me ha parecido un súper jugador. Desde su época en Boca Juniors soy seguidor de su forma de juego. Su manejo de la pelota pegada al pie, su desborde y regate en velocidad, sus tiros de larga distancia, tanto de tiro libre como en movimiento, son armas que comúnmente no se ven con regularidad.

Es un volante agresivo, ofensivo y muy inteligente. El Chaco ha sido un referente de Cruz durante los últimos años y el día de ayer debutó su hijo con La Máquina. Santiago Giménez, a sus 15 años, entro al terreno de juego en un partido amistoso ante Pumas en Estados Unidos. El habilidoso muchacho, tuvo la destreza de burlar al portero de Pumas, número 13, Alfredo Saldívar y lograr que le cometieran un claro penal.

Lamentablemente el portero de Pumas entró con tanta fuerza que le rompió la clavícula al Chaquito Giménez. No había necesidad de entrar con tanta fuerza sobre un niño de 15 años en un partido amistoso. No se vale.

Es un verdadero cavernícola el tercer portero de Pumas. ¿Para qué fracturar a un joven que recién está debutando? ¿Cuál es la necesidad de hacerle daño a un compañero de profesión? Porque aun y que se haya disculpado con el Chaquito, no le quita lo mala leche. Eso se paga caro en la vida. Me enfada. Palencia tiene que hablar con él y llamarle la atención muy duro. Los dirigentes de Universidad no pueden dejar pasar este acto aberrante del arquero de Pumas. Espero que haya una reprimenda. Mire que el joven de Cruz Azul tal vez tenga que ser operado de la clavícula.

Una pena. Esto debe ser un acto reprobable que no puede volver a suceder. Ánimo Chaquito, este mensaje es para que te recuperes y tengas más cuidado con los mala leche. Abrazo. 

guillermo.gonzalez@milenio.com

twitter@WillieMty