El Minuto 90

Los billetes de Blatter

Una de las peores cosas que a un ser humano le puede pasar, es sin duda, ser señalado por la sociedad. Hay todo tipo de señalamientos.

En el caso de Blatter los pocos años que le quedan los vivirá siendo señalado como un corrupto. Ayer un cómico británico le arrojó un montón de billetes falsos sobre su cabeza, haciendo claro señalamiento a las acciones fraudulentas de las cuales resultaron detenidas 14 personas ligadas a la máxima cabeza de la FIFA.

La imagen dio la vuelta al mundo. Solo un periodista de los que estaban en el lugar de la conferencia de prensa, aplaudió y gozó el bochornoso momento del suizo.

Sepp pedía desesperadamente a su equipo de seguridad se acercaran a detener al inglés que portaba dos fajos de billetes en sus manos. ¿Where´s my security? Exclamaba el vapuleado presidente de la FIFA. Su seguridad, estaba distraída.

Jamás alguien llegó a pensar que una persona le arrojaría billetes sobre su cabeza frente a la prensa mundial. ¿Qué se merece un corrupto como Blatter que se llenó el bolsillo a manos llenas y que permitió con total descaro que un puñado de viejos enfermos de avaricia saquearan al futbol mundial?

Yo creo que con lo que esté viviendo en carne viva es lo peor que le pueda pasar. Obviamente muchos piden la cárcel para Blatter. Si no fuera por Estados Unidos, el suizo seguiría como sanguijuela extrayendo millones de dólares en el balompié internacional.

Maradona lo dijo 20 años atrás y la mayoría lo tildaban de loco. Qué razón tenía Diego.

Hoy la FIFA tiene un grave problema. Recuperar su estatus de grandeza. Hoy, hasta un cómico puede acercarse a un metro de distancia y poner al presidente en tremendo ridículo mundial.

No puede ser que la FIFA haya caído tan bajo, tan desprestigiada y tan golpeada. Una lástima. Quien se siente en la silla como presidente tiene un reto enorme y debe demostrar que los millones de dólares que pasarán frente a su nariz, no le pueden despertar ese sentido voraz de enriquecerse ilícitamente.  

Ojalá y no tengamos nunca más a un Blatter como presidente de la FIFA. Ni uno más. Eso ensucia el balón, aunque Blatter haya dicho ayer que lo de los billetes no fue una cosa de futbol. Qué tonto es.   

 

guillermo.gonzalez@milenio.com

twitter@WillieMty