El Minuto 90

El "Travieso" Daniel Guzmán

Nunca ha sido de mi agrado Daniel Guzmán. Ni como técnico ni como persona. Acá lo tuvimos en Tigres y fue un desastre. Es lo peor que le ha pasado a la historia del club felino.

Con su arrogancia, Daniel Guzmán logró que por única vez en la historia aficionados Tigres se golpearan en la tribuna del Volcán desencadenando una invasión masiva de público hacia el terreno de juego y como consecuencia la Federación vetó al Estadio Universitario.

Guzmán había sido despedido después de pésimos resultados y al paso de tres días lo reinstalaron en su puesto. Ese terrible episodio activó la violencia en nuestra tribuna.

Nadie olvida lo que pasó con Daniel Guzmán aquí en Monterrey. Tampoco olvidamos las frases que el Travieso inmortalizó: “La gente de Tigres no pesa”. “Mis jugadores son Espartanos”. “Cada quien tiene que traer un pollo”, y una serie de declaraciones que no iban acorde a los 19 y 21 puntos que hizo en los dos torneos que dirigió.

Tampoco pudo calificar con Tigres a la Liguilla en ambos torneos y lo peor fue que dejó al equipo al borde del descenso. Tigres no descendió de milagro. Ha venido dos veces al Volcán en últimas fechas y las dos veces nos ha ganado. Una con Puebla y otra con Xolos hace dos semanas.

El viernes vi el partido de Tijuana en el que goleaba a Morelia. Me dejó sorprendido la capacidad táctica, técnica y ofensividad que tiene Xolos. Además que el cuadro de Daniel se planta muy bien en el campo.

Es muy intenso con Güemez, Hauche, Arango y Ruiz en el medio campo, y muy desequilibrante al frente con Ricardinho y Dayro Moreno. Parece que Daniel Guzmán ha cambiado, se ve distinto, más maduro, más enfocado, menos acelerado y más consciente en sus decisiones. Siempre me han dicho que las personas no cambian. Y realmente lo creo. Pero, no sé, siento que en el caso de Daniel Guzmán se podría hacer una excepción. ¿O me equivoco?  

 

guillermo.gonzalez@milenio.com

twitter@WillieMty