El Minuto 90

"Chicharito" engaña a Van Gaal

Javier Hernandez tiene el don de engañar al mundo entero. Él nació con ese don. Eso es una virtud. No es un defecto. Javier Hernández es un pésimo futbolista en toda la extensión de la palabra. Su técnica es la más limitada del mundo.

No he visto a alguien más torpe para manejar la pelota de espalda al arco rival. Falla las jugadas más sencillas y anota en las más complicadas. Su técnica es deplorable. He visto a delanteros muy malos en cuestión de recibir un pase, pero ninguno como el Chicharito.

La mayoría de los balones le rebotan, su control es pésimo. Pareciera que trae raquetas en los tachones. Hace goles con la espalda, con el hombro, con la nariz, con la cadera, con la parte menos inusual para rematar a gol. Y eso sucede porque no tiene un control motriz sobre su cuerpo.

Es por eso que me causa una sensación de incredulidad el conocer cómo ha engañado a Ferguson, a Miguel Herrera y a Van Gaal. Lo podría creer de todos, menos de Van Gaal quien ya lo hizo titular en esta pretemporada del Manchester United.

Yo no entiendo qué habilidades técnicas pueden verle a un jugador que falla tanto en su técnica individual. Me sorprende que Chicharito ya haya engañado a Van Gaal.

Argumentos le sobran a los aficionados villamelones que no saben de futbol con sus clásicas respuestas que aquí señalo: “Pero lleva 50 goles en el Manchester”. “Es que le tienes envidia” “O sea que tu sabes más que Ferguson o Van Gaal?”, Respuestas de un aficionado promedio que no recuerda que por culpa del Chicharito casi no vamos al Mundial. En ese momento todos veían lo limitado que era y nadie me dijo “Qué razón tenias”.

En fin, el extraño caso del Chicharito es para analizarse a detalle y buscar la respuesta de cómo este limitado jugador puede engañar a los mejores entrenadores del mundo y seguir jugando en Europa. Un caso para Ripley. 

 

guillermo.gonzalez@milenio.com

twitter@WillieMty