El Minuto 90

Calma

Es un momento muy complicado para tener paciencia, pero hay que tenerla.

Cuando un equipo de futbol vive situaciones como las que ahora está sufriendo Tigres, es común que el entrenador sea sacrificado.

Es más, otras directivas ya lo hubieran cesado, pero ahí no está la solución. Un entrenador del prestigio y capacidad comprobada como el Tuca debe tener un juicio especial. Ferretti es sinónimo de trabajo y más trabajo, en mi opinión la única fórmula que existe para llegar al éxito.

A mí me gustó el equipo del sábado en el partido contra Santos. En el primer tiempo vimos a unos Tigres atacando, empujando, con futbol alegre y aplastante. Esos son los Tigres que todos queremos ver, y creo que el Tuca ya encontró el camino, y él lo sabe. Quizás se equivocó en los movimientos de la segunda parte, pero los hizo con la idea de atacar más y mejor para vencer al equipo de Torreón.

No funcionó la apuesta, ni hablar, pero se estuvo muy cerca.

Ahorita lo más sencillo es cortarlo y traer otro… ¿y?

¿Hay garantía de buenos resultados? Claro que no.

Si se mantiene Tuca creo que sí los hay, este equipo tiene que despertar y que todo su potencial explote. Estamos cerca, a un solo resultado, y cuando llegue creo que veremos a un Tigres aplastante. Hay que ser sensatos, hay que valorar lo que se tiene y lo que nos dio el Tuca.

No volvamos a las épocas que el Tolo, Trejo, Carrillo, Pekerman o Guzmán tuvieron pasos tan malos como meteóricos.

Acá hay una estructura, hay una metodología, hay un historial de resultados exitoso, no nos olvidemos de eso.
Las decisiones hay que tomarlas con la cabeza, no con el corazón.

Así como hoy respaldo a Ferretti, en el pasado critiqué en solitario al Chicharito, y hoy todos me dan la razón.

Ahora estoy con Tuca y aguantaré a pie firme las críticas, convencido que después de nueva cuenta los acontecimientos me dejarán bien parado.   

guillermo.gonzalez@milenio.com

twitter@WillieMty