Balón sin ley

Sin pies ni cabeza

No es nada nuevo hablar de la deformación que ha tenido el Monterrey en los últimos torneos. Hoy se tambalea ante la improbabilidad de poder conseguir mínimo dos triunfos más en lo que resta de la campaña; el encargado de dirigir su destino en lo deportivo (al menos ante la opinión pública) se ve muy empequeñecido por la magnitud de la falta de talento y calidad en el plantel.

¿Qué le llevó a Carlos Barra a tomar esta papa caliente en estos momentos tan críticos que vive la institución?

¿Será cierto que Vucetich le aconsejó aceptar el reto?

¡Con esos amigos para qué quieres enemigos, Carlos! Parece gritarle la tribuna, pero en realidad el veracruzano sabía en lo que se metía, ya tenía el antecedente de la debilitación del equipo y aún así se atrevió a aceptar una silla tan caliente.

Sin embargo, la plantilla cada vez queda más reducida con las constantes ausencias bien por lesión o suspensiones por indisciplina, lo preocupante del caso será ver al final de la competencia en qué posición terminará en la tabla porcentual, hasta este momento, después de 30 puntos disputados, han dejado en el camino la nada despreciable cantidad de 21 unidades.

Si vemos el cochinito de la porcentual del próximo año (misma que empezará a regir a partir del 28 de abril) Rayados lleva acumulados sólo 75 puntos de 183 disputados, las llamas del descenso empezarán a brindar el calor que probablemente necesitan este equipo acusado de ser pecho frío por lo apático que se muestra en muchas de sus intervenciones.

En cuanto al equipo que pretende sacar la cara por la entidad, los Tigres de Ferretti, en los dos partidos que tiene en puerta (Puebla y Querétaro) deberá dejar en claro que está diseñado y preparado para superar sin problema rivales de ese tamaño ya que en la Jornada 13 se medirá al Toluca, el segundo en la lista de la tabla general.

De salir avante, la credibilidad en una mejoría habrá de ser inobjetable y el sueño de extender la actividad del calendario en nuestra plaza podrá tener su fundamento. Porque hasta en tanto, ¡ver para creer!  

victor.hernandez@multimedios.com 

twitter: @vichernandezm