Balón sin ley

Los de adelante corren mucho…

Así terminaba mi intento de columna del pasado 5 de julio, cuando les hablaba del retraso que llevaban los Rayados en la realización de su pretemporada de cara al torneo que este fin de semana termina, en ese momento ya todos los equipos sostenían partidos de preparación, y los del Barrial seguían con sus trabajos de playa. En el mismo escrito me ilusionaba con la posibilidad de que “ahora sí Ferretti podrá utilizar más gente de su plantel, pues en la banca tendrá jugadores que serán solución para los partidos que se compliquen con los que inicien”.

Para concluir mi borrador señalé en ese entonces “los de adelante corren mucho y los de atrás se quedarán. Al menos eso dice la letra de la ronda infantil. ¿Se cumplirá en el mes de noviembre?”.

Al paso del tiempo me puedo jactar de acertar en una y equivocarme en la otra. Sí, acerté con La Pandilla, porque nunca estuvo al ritmo y nivel de los primeros lugares, siempre dejaba la sensación que para la siguiente jornada alcanzaría el futbol equilibrado y efectivo que el status de su plantel hacía pronosticar, tan marcado fue lo pobre de su accionar que para la Jornada 7, luego de perder ante el León, le daban las gracias a su técnico más triunfador en toda la historia.  Hoy sólo le queda soñar con alcanzar la Final del Mundialito de Clubes para así superar lo hecho en la edición anterior. Tigres, por su parte, me hace fallar en el pronóstico al terminar pagando los estragos del comportamiento de su técnico, que presume su terquedad para casarse con un reducido grupo de jugadores y literalmente jugársela con pocos y mantener la leve esperanza de poder colarse a la Liguilla. ¿Qué necesidad hay de hacer sufrir así a la denominada “afición incomparable”? Lastimosamente, todo parece indicar que en los equipos regios sí se aplicará lo que dicta la ronda infantil… “los de adelante corren mucho y los de atrás se quedarán”.   

@vichernandezm