Balón sin ley

Pierdes mucho, ganas poco

Así se resume la Final de Copa MX que se disputará el próximo miércoles en El Volcán, al menos para los Incomparables Tigres, pues si llegara a pasar lo menos probable, es decir, si son los oaxaqueños los que levantan la Copa, muchas cuentas quedarían pendientes con el grueso del plantel.  Ganarle a un rival de categoría inferior, en tu casa, con estadio lleno, con plantel titular base, no debe ser motivo de hinchar el pecho y engrandecer a una plantilla que mucho ha dejado que desear a lo largo del torneo de Liga; debe tomarse como una obligación para una afición que sin chistar se volcó a la taquilla para adquirir su boleto faltando una semana para el evento.

A fin de hacer atractivo el torneo copero, en junio del año pasado el presidente de la Liga MX y el Ascenso MX, Decio de María declaró: “A partir de la siguiente temporada los campeones de la Copa MX van a jugar entre ellos el pase a la Copa Libertadores del siguiente año como México 3”.

Esto le vino a dar un poco más de interés a equipos como Tigres, que realmente poca o nula importancia en ganarlo le dedicaban. Aunado al mal paso que los felinos arrastran en la Liga, no les quedó de otra que poner más calidad en sus alineaciones a fin de llegar a la Final.

El famoso duelo de Campeón de Campeones de la Copa MX no quedó estipulado en ninguno de los reglamentos que rigen nuestro futbol, y como es costumbre, de última hora se estará oficializando la forma en que Monarcas y el futuro campeón (Tigres) definan al ganador del cotizado boleto como México 3 a la Copa Libertadores 2015.

No quiero desperdiciar tiempo especulando sobre lo que pasaría si los pupilos de Ferretti fracasan en su intento, pues la lógica indica que todo el plan de trabajo sufriría un severo impacto que podría ser modificado en su totalidad.

http://twitter.com/@vichernandezm