Balón sin ley

El Clásico es…

Un partido diferente a cualquier otro del torneo regular, así es como debe resultar el Clásico Regiomontano, nunca se debe interpretar "como un juego más".

Pero eso sólo lo respetan los que ya lo han vivido, pues se han presentando jugadores que al finalizar el mismo reconocen que no tenían idea de lo que se trataba y eso lo terminan pagando caro, incluso, algunos de ellos no vuelven a tener la oportunidad de jugarlo. Los 22 elementos que inicien la edición 102 de nuestro Clásico deben sentirse orgullosos de vivir esta experiencia, única en todo el país; los de Jalisco y los del DF no llegan a compararse con lo que significa para esta ciudad un Clásico.

En esta plaza se vive en todo momento la intensidad de un evento que es tema de cualquier conversación, nadie puede sustraerse a entablar un diálogo cuyo tema principal sea el juego entre Tigres y Rayados, y ni cómo negarlo, en los medios electrónicos los niveles de audiencia se disparan a números muy altos.

Después de lo mostrado por Alan Pulido con el Tri del Piojo es de esperarse una marca más perruna sobre el joven jugador, lo que lo ha convertido en el elemento a seguir y ahora no sólo a nivel local, sino que todo México estará pendiente de lo que haga el sábado.

Sigo esperando que El Tuca ponga lo más selecto que tiene en su plantilla y así podríamos ver un ataque poderoso con Burbano, Damián, Lobos y Pulido, mientras que del lado del Profe Cruz no hay mucho qué pedir, con las bajas de Suazo y Chelito queda poco material a la ofensiva, en donde deberían de estar Marlon y Morelo, cargando con el peso de la producción ofensiva el nunca bien reconocido Neri Cardozo. Es difícil escribir estas líneas y especular con las alineaciones sin tener el pleno conocimiento desde el interior de cada uno de los equipos.

Por tanto, será fácil para ellos decidir quiénes hacen el honor de disputar nuestro Clásico.

victor.hernandez@multimedios.com

twitter: @vichernandezm