Desde el Tendido

¿Y si vamos haciendo unas fallas?

Estimados amigos lectores y aficionados,la semana pasada iniciaron las festividades en España a lo grande, la primera de ellas se llama la feria de “Las Fallas” que culminará el 19 del presente, día de San José, con la quema de todas las figuras que se construyen exprofeso y que adornan en estos días todo el centro y algunos sitios importantes de aquel puerto cuna de uno de los platillos más representativos de España: La Paella Valenciana.  

Las Fallas que son originadas históricamente por la quema de material sobrante de los carpinteros de la zona y que fueron con el tiempo adornando con algo de vestimentas de desecho hasta formar lo que ahora son las grandes y maravillosas figuras de estilo cómico y crítica política.

Han ganado fama y prestigio por su calidad y por su poder de convocatoria en España y el resto del mundo.

Las fiestas de Las Fallas son en sí un conjunto de actividades culturales en la hermosa ciudad de Valencia, situada en el extremo este de la península Ibérica, basan la tradición en desfiles, cantos por la ciudad, muestras gastronómicas, teatro al aire libre,el concurso de quema de cohetes cada día por concurso que los equipos de pirotécnicos hacen,  el que mayor escándalo haga gana( Mascletas ), los castillos y fuegos artificiales en las noches y por supuesto las corridas de toros.

Es un tiempo festivo que captura la atención turística y concentra una población importante en esta época.

MIRAMAR ES LA SEDE PERFECTA

¿Y a todo esto que tiene que ver Las Fallas con nosotros? se preguntará usted.

Pues bien, si en Cd. Madero, específicamente en Miramar se tiene una explosiva población juvenil, que asiste en Semana Santa programada en “modo” de fiesta continua, pues considero que podrían darse muy bien una serie de eventos para atender la necesidad de entretenimiento, diversión,eventos culturales y hasta deportivos en la playa, en ella vendría muy bien un recinto ferial donde se presentaran artistas, conciertos, eventos varios donde todos se pudieran identificar y se tuviera un sentido ordenado de la fiesta.

Si una vez al año se tiene semejante captación de visitantes, porqué no aprovechar y ya ofrecer algo más orientado a determinados fines sociales y turísticos ?, fíjese bien si no : Por la mañana y al medio día, los concursos y conciertos en la playa, el mar, el descanso, asolearse, además de los diferentes escenarios ubicados a lo largo de la playa que ofrecen entretenimiento musical, por la tardeal caer el sol cuando el astro dejó de tener su efecto y sentido con los bañistas, caería bien darse cita para asistir al recinto ferial donde hubieran en su alrededor restaurantes con oferta gastronómica tradicional y en su interior espectáculos varios, claro está Corridas de Toros vespertinas entre ellos, también conciertos del gusto de las mayorías ya de otra magnitud y estructura. 

Se formaría un ambiente de armonía sin moverse de la zona que logró atraer desde la mañana a miles de vacacionistas, turistas y población local en época de descanso.

LA VARIEDAD PODRIA SER EL SECRETO

Muchos de los que están en la playa vienen preparados para acampar y para estar en esta zona de Miramar varios días, otros residentes reciben a sus familiares y programan cada día un evento de playa, llevan asadores, comida variada y hasta se pueden comprar mariscos, etc. pues bien, si se ofrece una variedad gastronómica de bajo costo aunado a un programa concreto de diversión se podría tener garantizado que la zona, sus residentes y sus visitantes tenga la oportunidad de vivir una experiencia de descanso y entretenimiento muy diferente y que nunca se ha planteado, llegar a la zona de playa sería entrar en modo de diversión continua y todo muy cerca del lugar elegido para pasarla bien. 

Sin duda alguna este concepto podría ser adoptado rápidamente, sin el ánimo de replicar conceptos similares podría hacerse de Miramar “Las Fallas de Cd. Madero”.Ole!!