Desde el Tendido

¡Quedo demostrado!

Estimados amigos lectores y aficionados, después de un par de semanas de ausencia nos reincorporamos a la redacción y escritura de los acontecimientos del toro en la ciudad…Y vaya que se dieron bastantes.

Iniciemos por el resultado de la convocatoria para participar en el Certamen, muy bueno al final el balance, más de 204 aspirantes que enviaron sus solicitudes de participación.

La empresa tuvo serias dificultades para elegir a los 18 aspirantes al premio del Certamen.

Y bueno, se dio la primera el domingo 13 de Abril con los astados de José Julián Llaguno, una preciosa y muy bien presentada corrida de toros que promedió los 420 kgs de peso con cara y sendos pitones que llamaron la atención y el miedo de cual más, de ésta  resultaron triunfadores Diego Emilio y Manuel Gutiérrez, muy de cerca Luis Ignacio Escobedo y Tomás Martínez, Arcadio y el Tuco les tocaron reses con dificultades y no acabaron de acomodarse aunado a esto,con el estoque no se vio el buen oficio por lo que hasta ahí se les vió.

La segunda el 17 de Abril Jueves un encierrode golondrinas, de mucha cara y con caja, toros profundos y peligrosos, Román Legorreta quién estuvo más cerca de cortar oreja se entregó al entrar a matar y recibió cornada limpia de 10 cms. del número 26 de Golondrinas en la parte frontal de la pierna derecha, y fue una novillada donde el estoque dejó a todos sin tocar pelo.

El viernes 18, el segundo encierro de Golondrinas comenzó a salir igual de difícil, Jorge Rizo primero en turno recibe en la muleta una voltereta que bien pudo ser una cornada importante quedando todo en el golpe y el susto, lo desconcentró de lo pendiente por realizar y se desdibujó, Lulú de la Vega pretendiendo ser ortodoxa no logra entender a su enemigo y mata de una media a su enemigo, Abraham Marín y Gerardo Solís, con buenas hechuras pero sin encontrar el sitio adecuado para matar, pierden oportunidad de tocar pelo, José María Pastor con un toreo elegante, vertical y muy limpio de oficio, bien con el capote y bien con la muleta falla con el estoque, Omar Rodríguez alegre, dispuesto con banderillas y emotivo con la muleta , falla también con el estoque, en fin unas novilladas de selección donde el estoque fue el causante de que no se dieran los pases en automático a la semifinal. 

El sábado parten plaza como seleccionados Ignacio Escobedo, Diego Emilio, Manuel Martínez, Sergio Garza, José Ma. Pastor y  Omar Rodríguez. En la semifinal con un encierro e toros hecho y perfectamente armados ocn kilos promediando 450 kgs pone la apuesta muy alto, La decisión y concentración de Diego Emilio es indudable, el valor de Manuel Gutiérrez y la elegancia de José Ma Pastor los destacan como finalista y el domingo parten plaza ante una plaza en tres cuartos de entrada, emotiva la afición que respondió al llamado del culmen del Certamen.

El encierro de Puerta Grande todavía más cuajado y con más kilos, promedio 470 kgs. con pitones imponentes sin embargo todos dejándose meter la mano, había que aguantarlos mucho para que rompieran , la dosis a aplicar era valor y temple en los primeros pases con la muleta para ganarse al burel,  Diego Emilio muestra carretonada de valor con un ejemplar castaño número 127, verdaderamente imponente de esos que sacan el “Ay Dios!” al salir de Toriles,  muy noble que es bien entendido y aprovechado,  se fue por delante con una oreja en su primero, José Ma Pastor continúa con su buen quehacer pero falla con el estoque, Manuel Gutiérrez limpio y animoso y falla con el estoque, el segundo de Diego más cómodo y con la misma dosis le arranca la segunda oreja que lo ubica como el ganador del Certamen, José Ma. Pastor con su segundo bien con el capote, mejor con la muleta pero falla con la espada y pierde la posibilidad de ganar, finalmente Manuel Gutiérrez se juega la vida y realiza una faena de mucho valor y entrega, de dos orejas bien ganadas pero falla con el estoque y es hasta el tercer viaje que mete la espada, se le escapó el triunfo.

Y entonces llega el triunfo a la plaza y sale en hombros Diego Emilio, ahí está un novillero listo para la alternativa, eso dejó Tampico en su primer Certamen Novilleril 2014.

Quedo demostrado que en Tampico hubo toda la seriedad necesaria, en los encierros, con puntas intactas, serios en el oficio y en el quehacer, los novilleros claros y conscientes de que tuvieron la misma oportunidad de mostrar en el ruedo de lo que están hechos, algunos quizá torearon para sí mismos, otros para probarse, pero otros como Diego Emilio vinieron para ganar.

Enhorabuena y Ole ¡