Deporte al portador

¿Van a mandar los regios en la Liga MX?

Tigres, el equipo que se quedó en la recta final del pasado torneo, no se duerme en sus laureles de subcampeón de la Liga MX: los regiomontanos se han reforzado como nadie más. ¿Se puede entonces anunciar, desde ya, que le pasarán por encima a los otros equipos en el próximo Apertura?

A pesar de las predicciones de tantos comentaristas, es difícil asegurar algo así. Después de todo, el equipo con el más fabuloso y colosal presupuesto del mundo (sus ingresos brutos en el ejercicio 2015/16 superaron la barrera de los 600 millones de euros, unos ¡doce mil millones de pesos!; ustedes dirán si el Pachuca, conjunto ganador de nuestra Concachampions, tendrá la menor posibilidad de llevarse el título en el Mundial de clubes de los Emiratos Árabes Unidos), no había ganado La Liga desde la temporada 2011-12, contentándose con ser el segundón en tres ocasiones, detrás del Barça, y con un tercer lugar, en el torneo 2013-14, también con los culés por encima en la clasificación (en esa ocasión, el título se lo llevaron los colchoneros del Atlético de Madrid, miren ustedes nada más). O sea, que el dinero no lo es todo en el futbol, a pesar de todos los pesares.

En el Cruz Azul, mientras tanto, anuncian que, ahora sí, están listos para ser campeones. Estamos viendo la misma película de siempre, estimados lectores, y ya no sabemos si debemos concederles a los sufridos cementeros un mínimo de credibilidad. Si la historia se repite, entonces sí que podremos despojar a ese equipo de su presunta condición de “grande” del futbol azteca. O, a lo mejor, esa posición en el Olimpo del balompié mexicano ya la han perdido desde hace buen tiempo y nosotros, los simples aficionados, seguimos aferrados a la remota leyenda. Como ellos mismos, además. En fin, ya lo veremos.

La Liga MX adquiere un interés adicional cuando un club, como Tigres, destaca sustancialmente sobre el resto. Si a esta ecuación añadimos el empuje de Rayados, otro conjunto regiomontano, entonces podemos tal vez hablar de que se está perfilando una hegemonía, en la liga local, parecida a la que observamos en una competición española dominada por dos equipos, a pesar de la fugaz incursión del Atleti dirigido por el Cholo Simeone.

O sea, que la ciudad de Monterrey va a mandar. A ver si esta posible supremacía de los regios les pica la cresta a los demás dueños. Por lo pronto, pareciera que no les preocupa demasiado. 

revueltas@mac.com