Deporte al portador

¿Vucetich? ¿Ronaldinho?

Llega un director técnico a un equipo empantanado en el penúltimo lugar de la tabla y, miren ustedes, en poco menos de dos meses lo tiene ya en las puertas de la liguilla. Víctor Manuel Vucetich se llama el hombre y tiene cinco títulos de liga, tres campeonatos de Concacaf y dos títulos de segunda división, aparte de haber sido nombrado, en cuatro ocasiones, Mejor Director Técnico de la Primera División en este país. El Rey Midas, le llaman, aunque, en el Apertura 2013, los directivos de Rayados, perdiendo la paciencia luego de que hubiera sumado apenas seis puntos de 18 posibles, le hubieran mostrado amablemente la puerta de salida.

Y, bueno, los Gallos Blancos, ayer, dieron otra muestra de buen futbol, una más, aunque la pasmosa desintegración del América —un equipo que terminó siendo abucheado por su propia afición (algo que, por ejemplo, no ocurre en esa Premier League donde los seguidores apoyan a sus clubes en las buenas y en las malas)— le facilitó muy seguramente las cosas a los queretanos.

Da gusto ver cómo se recomponen los equipos bajo el mando de esos técnicos que, más allá de sus muy particulares planteamientos tácticos, logran imprimirle un sello personal al desempeño de sus futbolistas. Ha ocurrido con el Chepo en Chivas, con Tomás Boy en Atlas y con Antonio Mohamed en Rayados, más allá de que el equipo regiomontano no se encontrara en una situación tan comprometida como los otros dos cuando fue nombrado como timonel el antiguo entrenador del América.

Pero, además, en lo que se refiere al Querétaro, quienes pudieran haber cuestionado el fichaje de Ronaldinho y dudar de su deslumbrante capacidad no tienen ya argumentos, luego de un partido en el que le anotó dos formidables goles a las Águilas. A lo mejor le gusta divertirse y a lo mejor no es el futbolista más disciplinado del planeta pero, por favor, el balompié, por fortuna, no es nada más un asunto de esfuerzos atléticos sino de talento y, ahí, el brasileño nos pudo demostrar a todos el exquisito toque de balón que sigue poseyendo. Es cierto que recibió, en el primer tanto, una estupenda asistencia de Danilinho pero los goles hay que meterlos de cualquier manera.

Si siguen así, estos Gallos van a ser unos verdaderos protagonistas de la Liga MX. De la mano de don Víctor Manuel y de ese jugador vitoreado, ayer, hasta por la afición rival. Sí señor.

revueltas@mac.com