Deporte al portador

Vergara sí apoya a los jóvenes

Me llamó mucho la atención una entrevista del Chicharito Hernández publicada hace algunos días en el diario El País. Aparece como un muchacho muy centrado al que, más allá de que haya jugado en dos de los equipos más prestigiados del mundo, sabe que se tiene que ganar día a día la titularidad a punta de esfuerzo, disciplina, entrega y capacidad.

Se le nota, además, que es un chico muy agradecido con las oportunidades que le ha dado la vida y que está plenamente consciente de que su muy privilegiada existencia no está al alcance de otros jóvenes que no han tenido la misma suerte, los mismos potenciales y las mismas condiciones.

Habló también de una realidad que comienza a ser muy preocupante en el futbol mexicano y que pareciera no haber avivado todas las señales de alarma en nuestros medios deportivos, a saber, la falta de respaldo y apoyo a los jugadores mexicanos. En efecto, los directivos de los diferentes clubes y la Federación han modificado las reglas para que las canchas de los estadios de este país puedan llenarse de futbolistas extranjeros sin mayores estorbos ni trámites. Y sí, se entiende, desde su muy particular punto de vista, la postura de los dueños: ¿para qué demonios se van a preocupar de promover las fuerzas básicas y de descubrir nuevos talentos si con la simple oficiosidad de un habilidoso representante podrán tener a jugadores ya formados en el extranjero, listos para pisar de inmediato el terreno de juego?

Ah, y desde luego que estamos hablando también de intereses económicos y de que las contrataciones dejan jugosas primas a los agentes. De tal manera, el chaval autóctono que sueña con aparecerse en una cancha de un equipo profesional de la primera división lo tiene muy difícil. Estará condenado a moverse entre los modestos de la llamada división de Ascenso, en el mejor de los casos.

Pero, a ver, en la Suprema Selección Nacional de Patabola, ¿no juegan mexicanos y no debieran esos futbolistas haber forjado sus carreras deportivas en la Liga MX? Pues sí, pero eso no parece preocuparle demasiado a los directivos. Y, en todo caso, siempre podrán nacionalizar apresuradamente al suramericano de turno.

Lo más interesante de las palabras del Chicharito, sin embargo, fue su reconocimiento a Jorge Vergara como un dueño que sí se preocupa por apoyar al joven talento nacional. Y destacó también los métodos del Pachuca. Que tomen nota quienes tanto denuestan a los directivos de estos dos entrañables equipos.

revueltas@mac.com