Deporte al portador

Futbolistas mexicanos triunfadores

Da gusto, y mucho, saber de los buenos desempeños de los futbolistas mexicanos en Europa. No creo que haya casi mayor vitrina popular para un país, fuera de colocar a una tripulación humana en la Luna o de ganar una guerra justa, que exhibir a sus deportistas en el extranjero. Por eso mismo, por el peso propagandístico que tienen las hazañas de un maratonista, de un equipo de baloncesto (el sobrenombre de Dream Team —que se ganó el conjunto de Estados Unidos en unos Juegos Olímpicos de Barcelona donde, al haber cambiado las reglas de la competición, pudieron participar los jugadores de la NBA— se ha vuelto una especie de expresión de uso universal para calificar a cualquier grupo de excelencia), de un tenista en las canchas de Wimbledon o de un nadador en la piscina del Centro Acuático Nacional de Pekín, por eso mismo —repito— los regímenes dictatoriales se preocupan tanto de promover a sus atletas y de ganar medallas: es una manera de adquirir (cierta) legitimidad y de vender la imagen de un sistema que funciona.

No somos ninguna potencia deportiva. Más bien —y vista la población de México (120 millones de ciudadanos, y cada día más)— debiéramos haber conseguido ya mucho mejores resultados en las grandes competiciones internacionales. La gran excepción es el boxeo profesional, una disciplina donde nos colocamos en segundo lugar después de nuestros vecinos del norte aunque en el aparatado amateur las cosas sean mucho más negativas. O sea, que no tenemos muy a menudo la oportunidad de festejar los logros de nuestros deportistas (por eso mismo, ensalzamos desmesuradamente a los pocos que traen medallas a casa y sus triunfos los sacamos fuera de toda proporción, una y otra vez, en machaconas y sensibleras trasmisiones televisivas).

Pero, miren ustedes, resulta que ya hemos contado con un Hugo Sánchez muy bien plantado en la cancha del mejor equipo del mundo, con un Rafa Márquez que era una pieza fundamental en el Barça y, en tiempos recientes, con ese Chicharito que está pasando por un estado de gracia y que lleva 11 tantos anotados en la Bundesliga. En el deporte más popular del planeta y en las ligas más poderosas tenemos, de pronto, a Héctor Moreno, a Andrés Guardado, a Carlos Vela, a Miguel Layún y a Héctor Herrera, entre otros dignísimos representantes.

Pues, un gran agradecimiento a todos ellos. Ahora nada más falta que muestren sus talentos en el próximo Mundial.


revueltas@mac.com