Pelotazos

Que sirva para algo La Volpe

El club de futbol Guadalajara, el más popular de México, corrió a su director técnico Ricardo La Volpe por “una conducta inapropiada con una persona femenina del staff”. La supuesta agredida presentó una denuncia ante el Ministerio Público.

“Desgraciadamente para el club y para la persona fue algo muy fuerte y desagradable”, dijo Jorge Vergara, el dueño de Chivas. Vale darle el beneficio de la duda. Suponer que el club igual hubiera corrido a La Volpe si esta mujer hubiera hecho una denuncia interna. Que Chivas la hubiera asesorado y llevado a declarar.

Como sea, se dio un paso inédito. Y en caso de que el ex entrenador de la selección nacional sea culpable, que sirva para que no exista impunidad en estos personajes que se sienten tocados por la mano divina porque deslumbran con el pressing o la línea de cinco. El mismo cinismo de sus símiles, en cualquier oficina pública y privada, que desde su puesto renuncian al honor de la seducción para imponer sus impulsos sexuales desde el poder.

Bien por Chivas mientras corre la investigación. Ojalá, si un juez determina que La Volpe es culpable, no triunfe el camino de la negociación económica y el perdón. El artículo 176 Bis del código penal de Jalisco dice: “Al que asedie, acose, o reiteradamente solicite una conducta del pasivo, de naturaleza erótico sexual… con la amenaza de causar a la víctima un mal relacionado con las expectativas que pueda tener en el ámbito de una relación, ya sea en el campo laboral, docente, doméstico o cualquier otro, se impondrá sanción de uno a tres años de prisión”.

Esperemos a que quede clara la responsabilidad de La Volpe. Sin linchamientos a priori. Por lo pronto, que sirva esto para que las mujeres (y hombres) sepan, en todo lugar, que pueden denunciar y que sí hay posibilidad de defenderse.

roberto.velazquez@milenio.com

twitter@rvbolio