Pelotazos

Pues no ha salido ni uno

Antes de que arrancara la Copa del Mundo de Brasil coincidí con José Ramón Fernández Gutiérrez de Quevedo: el éxito de México en Brasil se mediría con el número de seleccionados contratados en Europa después del torneo. Hasta ahora, no hay ni uno más, y de los que ya estaban allá, no se han hecho movimientos a mejores equipos o mejores Ligas. Ni siquiera Guillermo Ochoa que tuvo una actuación destacada.

En entrevista con mediotiempo.com, Héctor González Iñárritu, director de selecciones nacionales coincide en la urgencia y utilidad de la exportación: “Cuando el jugador sale a la alta competencia, viene a selección y te va a rendir más; es la realidad, eso es uno de los puntos que tengo yo para presentar en el informe”. Nada que no se haya señalado en las últimas décadas. Donde va un paso más adelante es en hacer un exhorto oficial a los clubes mexicanos: “Si hay una oportunidad de ir a Europa, que le convenga al club y le convenga al jugador, de tampoco ser muy ambiciosos, que les den esa facilidad”.

Claro, a la selección le sirve para los torneos oficiales. Es obvio. Parece que al directivo se le ha olvidado que para las eliminatorias no es tan recomendable. Tampoco es bueno para una Liga convertirse en semillero. Es reducir el futbol local a semillero. Pero sin duda, para la selección es lo mejor. Y los jugadores de la Liga local tendrían que dar para calificar. Que los europeos se reserven para los torneos de verano, que al fin y al cabo son los que dejan rating y dinero.

Mañana Jose Fernandez sigue con el tema, señala la irresponsabilidad de los directivos mexicanos en el tema y acusa como otros países de América, con Ligas menos fuertes que la mexicana, han parado a las redacciones del mundo este verano con la contratación de sus futbolistas.

roberto.velazquez@milenio.com

twitter@rvbolio