Pelotazos

La prueba de la afición de Chivas

Anoche “Vamos Chivas” se convirtió en trending topic en Twitter. Algunas burlas a las dificultades que atraviesa este equipo se escondían entre una mayoritaria expresión de apoyo de millones de aficionados.

Es un lugar común que toda crisis es una gran oportunidad. Pero hay ejemplos concretos de que tocar fondo puede servir a los clubes del futbol mexicano.

Recuerdo dos casos: el primero es el descenso de Tigres. La respuesta de sus aficionados en Primera A fue memorable, lo que sucedió con este club después de la tragedia ha sido muy positivo. Las tribunas no dejaron de estar a tope desde entonces, cuatro años después ya estaban consiguiendo el primero de dos subcampeonatos. Ahora con un título que rompió una sequía de casi tres décadas, nadie puede poner en duda que se trata de una institución seria, sana y permanente candidata al título.

Otro fue Pumas. Su peor etapa la vivió con la llegada de los torneos cortos y la ruptura de su modelo de producción de jugadores. Todo se complicó con la huelga de la UNAM a finales del siglo pasado. Los Pumas tuvieron que jugar en Querétaro y los resultados del equipo eran pésimos. Su afición era sinónimo de violencia y el conjunto un símbolo más de la mala situación de la Universidad. El regreso a CU se dio con un estadio lleno, después llegó Hugo Sánchez, el bicampeonato y dos títulos más. Aunque este equipo siempre tiene pasajeras crisis, su capacidad de reponerse y su solidez jamás ha estado en peligro.

Este tendría que ser el momento para que los aficionados al Guadalajara se volcaran a los estadios. Tienen un equipo bueno, con futbolistas experimentados y con calidad. El impulso masivo, una ola de energía desde la tribuna podría revertir todo. Pueden aprovechar este mal momento, están a prueba los seguidores, deberían olvidar la depresión y a Vergara: los resultados serán sorprendentes.

roberto.velazquez@milenio.com

twitter@rvbolio