Pelotazos

¿Y… cuánto ganan los futbolistas en México?

La norma en el deporte profesional en el mundo es dar a conocer las cantidades de los traspasos de jugadores entre una franquicia y otra. También se da a conocer el monto de los contratos y los salarios. Una simple búsqueda en internet, por ejemplo, puede arrojar los sueldos, bonos e incentivos de cualquier jugador de la NFL. Cada vez que hay un cambio de equipo de un futbolista en Europa sabemos en cuánto se vendió. Es fácil conocer las cláusulas de recisión de cualquiera. Son datos públicos. En la página de la BBC se puede encontrar una nota con el salario de 15.6 millones de libras al año de Wayne Rooney.

¿Cuánto ganan los futbolistas en México? Nadie sabe, sólo hay especulaciones, rumores, trascendidos. Te cuentan los directivos en lo oscurito, pero jamás los puedes citar. Igual te están diciendo mentiras. Cuando en mayo se anunció el traspaso de Oribe Peralta, se publicó en varios medios que ganaría dos millones y medio de dólares al año. ¿De dónde salió ese dato? “Fuentes cercanas a las negociaciones”. Es decir… quién sabe.

En el futbol mexicano hay mucho dinero subterráneo. Se habla de montos de contratos, se cuchichea, pero nadie sabe. El dinero cambió de manos. Reportan lo que les da la gana a Hacienda. Hay dobles contratos, evasiones, desvíos, sigue siendo un mundo muy oscuro.

Y la coartada de siempre: no se dicen montos para proteger a los jugadores de los delincuentes. ¡Por favor! Es evidente que ganan mucho dinero. ¿Y ahora que sabemos en cuánto se vendió a Raúl Jiménez a Europa? ¿Qué él recibe un porcentaje de ese traspaso? ¿Le van a poner seguridad a su familia porque se queda en México? Es una mala excusa.

La Liga Mx crecerá cuando se reduzca la corrupción. Cuando exista un poco de transparencia. Cuando cada futbolista tenga la vergüenza de que se sepa cuánto gana por entrenar, por correr, por hacer su trabajo.

roberto.velazquez@milenio.com

twitter@rvbolio