Pelotazos

El bicampeonato del América, o no…

Ya con la felicidad que le daría a millones de americanistas sería suficiente. Y por el papel que juegan las Águilas sería útil para el futbol de México.

A pesar de que algunos de sus aficionados pueden ser odiosos, al futbol le sirven este tipo de clubes: poderosos, amados, aborrecidos. Un verdadero rival a vencer. Un prestigio que el América había construido durante décadas y que hace un par de años arrastraba sin piedad. Dejó de llenar todos los estadios en los que se paraba, los equipos abandonaron la tradición de hacer su “día del club” en el que subían el precio de los boletos cuando los visitaban las Águilas. Lo más triste era el Estadio Azteca, una exhibición de cemento vacío en los juegos como local del club. Todo esto se ha revertido y un bicampeonato del América sería bueno para el futbol.

Pero lo mejor de todo es que el club que puede evitar esto es una gran alternativa. Con muchísimo sufrimiento, León ha recuperado el lugar que le perteneció durante años. Perfecto modelo de un equipo con arraigo local, pero con reputación y respeto nacional. Aunque parezca contradictorio, sus diez años en la Segunda División (Con todos los eufemismos que tuvo: Primera A o Liga de Ascenso) le agregan a su leyenda. Porque su público nunca los abandonó, porque siempre peleó. Porque fue recibido con entusiasmo y porque fue arropado por el Grupo Pachuca de probado éxito en materia deportiva. Un título de León también caería bien. El futbol mexicano está ante un buen panorama con esta final.

Fuera de la cancha también hay novedades interesantes. La presencia de la televisión de paga en la transmisión del juego de ida puede ser un buen parámetro para ver si ya es tiempo de modernizar al futbol y la tele en México. O, será una señal de que la tele abierta todavía tiene el poder. Se va a poner interesante.  

 

roberto.velazquez@milenio.com

 

http://twitter.com/rvbolio