Pelotazos

El bendito debate sobre el "Chicharito"

A la sorpresiva la contratación en el Real Madrid del delantero Javier Hernández se ha sucedido polémicas, comentarios, críticas, felicitaciones, despropósitos, discusiones y análisis certeros que se pueden resumir más o menos así...

1. Los aficionados felices, encantados de algo que identifican como un reconocimiento al mexicano. Argumentan que un club como el Real Madrid no puede estar equivocado. Que esto demuestra que es un gran jugador, que será un éxito y es toda una maravilla. (Decenas de comentarios triunfales en redes sociales)

2. Los periodistas que encuentran en este fichaje un movimiento comercial. Que ven al Real Madrid como una máquina publicitaria que anhela las ventas de camisetas de Hernández en México y Estados Unidos. Las playeras Adidas de la selección mexicana tendrán ventas estimadas de más de un millón de unidades para este 2014. Al Real Madrid lo viste esta marca. (Análisis de mi compañero de páginas José Ramón Fernández Gutiérrez de Quevedo)

3. Los clavados que ven en la llegada del Chicharito al Madrid una brillante estrategia táctica. Traer a un buen suplente que sabe entrar de cambio a hacer goles y no hará líos en la banca ni en el vestidor. (Mi buen amigo y periodista Martín del Palacio).

4. Los comentaristas que no entienden como se pudo contratar a un jugador tan limitado técnicamente para jugar en el mejor equipo del mundo y lo argumentan con pulcritud. (Otro querido compañero: Willie González).

5. Los traumados que equiparan las críticas a esta contratación a una traición a la patria y a un claro ejemplo de que en México no se tolera el éxito ajeno. (Más comentarios en redes sociales).

Los cinco argumentos tienen bases, los cinco son válidos. Los cinco son un mosaico de la maravilla de puntos de vista, observaciones y contextos que puede generar el futbol y un futbolista. Bendito futbol… qué bueno que existe el Chicharito.   

 

roberto.velazquez@milenio.com

twitter@rvbolio