Pelotazos

¡Fuera Tv Azteca de Morelia!

En el futbol mexicano a los aficionados no se les trata como clientes, se les traslada la responsabilidad de llenar el estadio, de ver los partidos en la tele, de comprar camisetas. Si son fieles a pesar de tener equipos malos e intrascendentes, son una afición entregada, leal, maravillosa. Si reclaman, si no van al estadio, son fríos, mezquinos y se les paga con la mudanza del club.

Es cierto que hay mercados pequeños, que en teoría no pueden soportar a un equipo de Primera División. Pero este no es el caso de Morelia. Es una plaza con tradición y futuro. Los michoacanos tampoco van a soportar el maltrato, el desprecio, la arrogancia.

Se le olvida a Tv Azteca que esa fue su puerta de entrada al futbol. Su voto en la asamblea de dueños, su capacidad de negociación y su pie en el duopolio televisivo. Les dio capacidad de negociación para el gran negocio: el Tri. Morelia le ha dado mucho más a la empresa de lo que ésta le ha regresado: un mísero título. No es nada contra las utilidades reportadas en el futbol para la televisora.

El desdén con el que prefirieron al nuevo juguete, al histórico, entrañable, Atlas, es una afrenta. Dirán que fue por el porcentaje, que Monarcas aguantaba. Y midieron que los clientes potenciales eran más, que los rojinegros tenían posibilidad de rating, de abolengo. Como si no les alcanzara para los dos. Tanta voracidad es un insulto.

Ahora el Morelia es un chiste, dejado, con una bola de muchachos que tenían talento, pero que se están quemando en la presión. Con la compra de extranjeros de ínfimo nivel como “refuerzos”, cuando este equipo siempre se había caracterizado por lo contrario.

Tv Azteca ya dejó a Chiapas, y en esa plaza, con todos los enroques, les va mejor con los nuevos empresarios. Es buen momento que dejen en paz a Morelia. Pero que quede claro: quedaron a deber.  

 

roberto.velazquez@milenio.com

twitter@rvbolio