Pelotazos

Pumas y su “deja vu”

Medio tiempo, Jornada 1, CU con buena entrada, los Pumas gana dos a cero a Puebla y además por primera vez en meses se veía un equipo con idea, hasta con chispazos de talento y sobre todo con un ánimo diferente. Alegría en la tribuna, los malos ratos parecían haber pasado.

Pero con el sol de mediodía se fue derritiendo la ilusión. Ya para el final del juego era evidente que el Puebla tenía contra las cuerdas a Universidad y el empate en los últimos segundos fue sólo la confirmación de lo que se había visto en la cancha.

Pasaron cinco días antes del juego contra Querétaro y los aficionados auriazules más optimistas tenían la esperanza de que sólo hubieran sido cinco minutos de desconcentración. Pero durante los 90 contra los Gallos regresaron los peores Pumas del 2013. Lentos, inconexos, perdidos, asustados y abrumados. No fue una goleada por un poste y buenas atajadas del portero. Lo más grave fue la superioridad de un equipo sobre el otro.

Pumas puede meterse en problemas de descenso. Es otra vez una posibilidad real. Es un equipo viejo, sin nuevas ideas y sin talento. Los refuerzos extranjeros llegaron tarde y tardaran en adaptarse. Los viejos que regresan están lejos de su mejor nivel. Daniel Ludueña tuvo los mismos 30 minutos de brillo que el resto del equipo y después no la ha vuelto a tocar. Los jóvenes de la cantera que debieron crecer se han estancado.

El próximo domingo Universidad recibe al Toluca que es un equipo serio, que está mucho mejor armado y que es muy peligroso. Otra derrota en Ciudad Universitaria va a poner la situación más complicada de lo que ya está. La presión sobre el técnico José Luis Trejo será enorme, los jugadores se volverán a poner nerviosos. No se ve salida a la crisis de Pumas.  

roberto.velazquez@milenio.com

http://twitter.com/rvbolio