Pelotazos

Nueva vida al "Chicharito"

A nadie le cae mejor la Copa del Mundo de Brasil que a Javier Hernández. Tuvo un mal año con el Manchester United porque jugó poco, pero aún así le alcanzó para meter goles en los minutos que tuvo. Ya recuperado de la ligera lesión que tuvo en marzo en el partido de la selección contra Nigeria, llegará en buen momento físico y con la necesidad de hacer un gran Mundial para conseguir un buen contrato en otro equipo de Europa. La prensa en Inglaterra, en particular el Daily Mail, lo ponen fuera del club que ahora dirige Louis Van Gaal. Pero también puede ser una última oportunidad para convencer a su nuevo técnico.

El Chicharito todavía tiene buen cartel, su carisma y buena fama como un jugador trabajador y profesional le ayudan también para convertirse aun afuera de la cancha, en una figura que vende camisetas.

Su primer reto es ganar la titularidad en el Tri. Tiene buenas posibilidades porque Oribe Peralta no cerró la temporada en México en su mejor nivel. Y siempre existe la alternativa de que jueguen ambos con Peralta como media punta.

Tiene cuatro partidos que son suficientes para lograrlo. Ante Israel el 28 de mayo en el Estadio Azteca. Contras Ecuador en Dallas el 31 de mayo; el de Bosnia-Herzegovina el 3 de junio en Chicago y el 6 en Boston ante Portugal.

Y tres juegos más en Brasil. Tal vez cuatro. De Javier Hernández se pueden criticar muchas cosas en la cancha. Pero es un tipo que sabe meter goles (como sea). Lo ha demostrado siempre. Necesita una buena actuación en la Copa del Mundo para amarrar un par de años más en un buen club. Y sólo tiene 25 años. Su mejor etapa profesional está por venir. Los centros delanteros siempre explotan entre los 25 y los 30 años. Al Chicharito este Mundial le da nueva vida.

roberto.velazquez@milenio.com

twitter@rvbolio