Pelotazos

“Mil goles sólo Pelé”

Ayer, al finalizar la primera jornada de la Liga española, se concretó el arranque de las principales competencias de Europa. Después de la Copa del Mundo de Brasil, el futbol ha regresado a los clubes.

Y vuelve con un panorama sin grandes cambios en cuanto a las figuras. El fin de semana ahí estuvieron Cristiano Ronaldo y Messi como siempre metiendo goles, Sergio Agüero que tuvo un Mundial malo, sigue imparable en el Manchester City, lo mismo sucedió con el español Diego Costa que se mudó al Chelsea. Habrá que ver a Toni Kroos y James Rodríguez que fueron de los fichajes más sonados, o a Alexis Sánchez con el Arsenal, los tres brillaron en Brasil, pero se ven lejos de competir por ser el mejor del mundo.

Lionel Messi se quedó en el Maracaná cerca de evitar cualquier duda en su título como el más grande de su generación. Su cara de frustración al recibir el trofeo al mejor jugador del torneo (premio que además fue muy polémico) reafirmó que necesita levantar la Copa del Mundo para confirmar un impecable paso a la historia. Su gran rival, Cristiano Ronaldo se fue de Brasil en tres partidos y con solo un gol.

Del campeón Alemania se destaca su juego de conjunto, pero brillaron el mencionado Toni Kroos, Matts Hummels, Thomas Müeller y por supuesto se confirmó a Manuel Neuer como el mejor portero del mundo. Pero ningún candidato a ser el mejor del mundo.

En las tribunas de Brasil, hasta el último partido, el debate del mejor jugador de la historia se quedó atorado en el siglo XX. El cántico de toda la tarde en Maracaná fue: “Mil gols...só o Pelé… Maradona cheirador!”. Mil goles sólo Pelé, Maradona esnifador (que inhalaba coca). Así, la vieja polémica se mantiene y ni Messi, ni Cristiano, ni Robben ni nadie aprovechó el principal escaparate. El futbol de la segunda década del siglo XXI sigue buscando la consagración de su gran figura.   

 

roberto.velazquez@milenio.com

twitter@rvbolio