Pelotazos

La Liga MX en su peor momento

En el pasado he defendido que la Liga MX sea pareja. El sistema de competencia permite que durante casi todo el torneo dos tercios de los clubes mantengan viva la esperanza de calificar a la Liguilla. Cuatro o cinco clubes llegan con idénticas posibilidades de ser campeón al último mes. Esto permite que se mantenga el interés y que medianamente una buena parte de los equipos terminen con una ligera satisfacción. Un modelo que sirve a directivos, jugadores y directores técnicos: calificas y ya la libraste seis meses más.

Pues el actual torneo es muy parejo, el más parejo en años, pero por otras razones, por el nivel mediocre de casi todos los clubes. Entre el tercer lugar y el 16 hay cinco puntos. Cruz Azul lleva una buena ventaja en el primer puesto, pero no ha sido su mejor torneo. Cito a Rafael Ocampo, que sigue con “especial interés” a La Máquina, en su artículo de ayer en La Afición: “La verdad es que lo que hemos visto este torneo de los azules no es para tanto. Casi todos los partidos que ha ganado han sido por marcadores muy justos”.

Otro buen ejemplo del bajo nivel futbolístico son los Pumas. Por supuesto que sus aficionados deben estar contentos después de un 2013 nefasto. Pero el tercer lugar en el que están colocados es muy engañoso. Han sacado los partidos gracias a intervenciones maravillosas de su portero. Han dependido de que el veterano Daniel Ludueña tenga un par de chispazos y de Martín Bravo, que hasta su lesión, había sido más atinado que en toda su carrera. Pero Universidad es un equipo que equivoca pases, que se echa para atrás a defender los partidos con las uñas. Son un equipo mediano, eso sí que se mata en la cancha.

Así podríamos seguir repasando la tabla. La inconsistencia de Santos. La sorpresa de bajo nivel en Tigres y Rayados a pesar de sus buenos jugadores. Mal augurio en un año de Copa del Mundo. 

roberto.velazquez@milenio.com

twitter@rvbolio