Pelotazos

Carlos Vela debe ir al Mundial

Carlos Vela es el mejor jugador mexicano de futbol. A menos que se lesione, lo seguirá siendo en los 136 días que faltan para el primer partido de México en la Copa del Mundo. Ayer volvió a dar un gran partido con su club en España: un pase extraordinario para gol y un disparo espectacular desde afuera del área para otro golazo. Suma nueve en la Liga y está en el onceavo puesto de los goleadores. Además, es el segundo jugador con más asistencias (8) sólo detrás de Cesc Fábregas (10).

Confío en la capacidad de Ricardo Peláez, en la astucia de Miguel Herrera, para asegurar que Vela juegue el Mundial. Lo tendrán que hacer bajo un impecable proceso de comunicación y con un trabajo de grupo muy inteligente que diluya cualquier reclamo de los futbolistas que sí se aventaron las terribles eliminatorias, que sí se tragaron los viajes y las críticas.

Pero lo vale. No puedes, no debes, prescindir de tu mejor delantero.

Insisto en defender la libertad de Carlos para jugar o no en el Tri. No es un traidor a la patria. Sobre todo porque la estrategia profesional de no viajar a jugar con México le ha funcionado: ha mantenido el ritmo y la presencia en su club, su nivel de juego va en aumento.

Vela sólo es un futbolista que ha equivocado una y otra vez la forma en la que ha comunicado su decisión. La última fue cuando dijo que él es “quien decide cuándo es oportuno o no (jugar con México)”, para después salirse del problema en Twitter con el peor truco de los futbolistas: “Y no todo lo que vean en prensa es verdad, yo no soy quien decide quién va y quién no va al Tri”: echarle la culpa a los periodistas.

Carlos Vela no debería abrir la boca, pero debe jugar la Copa del Mundo. Se lo ha ganado en la cancha que es donde cuenta. Hay ocasiones en las que no conviene tener la piel tan delgada.  

roberto.velazquez@milenio.com

http://twitter.com/rvbolio