Pelotazos

Lo que Alemania le dio al futbol

La Copa del Mundo ha regalado un par de síntesis en los últimos ocho años. En Sudáfrica se consolidó el estilo que enamoró a millones, el toque del Barcelona mezclado con el poder del Real Madrid. La España campeona, de tan estrepitoso fracasó ahora (gracias a Brasil no son la peor tragedia) marcó a una generación entera, le dio brillo y mercadotecnia global al futbol.

Ahora en Brasil, con Alemania ganó lo mejor para el futbol. Una evolución en la cancha y fuera de ella. Lo mejor que puede pasar es que se copie, como sea, como se pueda, todo lo que representan estos alemanes.

En primer lugar tienen una Liga sana, con responsabilidad financiera, sin jeques ni magnates petroleros, sin deudas o subsidios de gobiernos locales. Una Liga que tiene los mejores promedios de asistencia en los estadios del mundo... Que contrata grandes extranjeros, para el campo (como Robben, que más allá de los clavados está entré los tres mejores jugadores del Mundial) y la banca (se llevaron a Guardiola al Bayern, no tienen problema en tener a un foráneo en su club bandera). Pero la Bundesliga también tiene muchos alemanes jugadores jóvenes mezclados con veteranos. Respetan a su talento local, lo protegen y cultivan. Hay una cultura que permite que el viejo goleador sea titular y que los jóvenes, aun cuando son una maravilla, esperen su turno desde la banca. Y lo hacen en la Final de la Copa del Mundo, el principio, el método, la lógica, antes que todo.

También con Alemania ganó el futbol que busca con insistencia la portería del rival. Concepto extraviado en el estilo por lograr el resultado. En la Final fue claro quién buscaba ganar y como Argentina solo tenía recursos para aguantar y esperar una oportunidad. Triunfó el modelo alemán, sigámoslo y nos irá bien a todos. 

 

roberto.velazquez@milenio.com

twitter@rvbolio