Futbol al día

Un tirito a gol… "plis"

Viene Cruz Azul.

Desde luego que no les pedimos a los valientes Tigres ocho goles en ese juego. ¡Es una barbaridad!

Ni tan siquiera les pedimos ocho tiros a gol, ya se comprobó que en Tigres no le meten un gol ni al arco iris, y si no es la voluntad y persistencia de Pulido, no hay quién tenga los dardanelos colgando de los calzones dispuestos a tirar a gol.

Tons, ni ocho goles ni ocho tiros a gol.

¿Un golecito? De perdido uno, eso está dentro de las posibilidades de los valientes Tigres… pero dos, ni a mentadas de madre.

Y conste que una bella tarde, unos Tigres que cobraban menos de la mitad de lo que ahora cobran, le metieron al Cruz Azul de Carlos Hermosillo cuatro goles, la noche que al estadio lo bautizamos como El Volcán de Pasión.

Esta generación de futbolistas le cambió el nombre por el de *El Volcán de la Decepción.

Bueno, que no anoten dos goles está dentro de lo normal, pero ¿dos tiros a gol? Aunque no se gane, ver a Corona volar dos veces para evitar un gol y ya…

Desquitaron el boleto.

Cruz Azul está jugando fenomenal, con aplicación y con un gran futbol que está bien equilibrado. Tigres está desequilibrado. Defensivamente es notable cómo corrigió, pero ofensivamente no le anotan un gol ni al arco de la calzada. No tiran y no generan.

Por eso, con un gol es para ir a la Macroplaza. Dos, para aventarse al río. ¿Tres? Ni en sueños.

Con tres tiros al arco nos conformamos.  

donrobert@multimedios.com