Futbol al día

¿Se puede jugar más mal?

El Clásico más caro de la República, al que le dedicamos horas y horas sufriendo para encontrar elementos que eleven el gusto por el futbol.

Se levantó mediana expectación, ya la gente detecta claramente que no hay calidad en los estilos como para esperar algo grande.

Clásico lleno de malos pases, amontonamiento en la media cancha que nunca se pudo descifrar para salirse de esa cárcel.

Malos de solemnidad.

Un tiro al Matute en el segundo tiempo, un remate de Cabeza de Danilinho que es un error de él porque teniendo el arco abierto y de frente la entrega a las palmas de las manos del arquero. No más ¿eh?.

Por la puerta del Monterrey un jugadón que resuelve ya cerca del final, el arquero tira al otro lado de donde viene un cañonazo que Jonathan hizo una jugada maravillosa que emocionó y fue lo único digno de un Clásico.

Fue un juego de mayor calidad el de los Alebrijes de Oaxaca que el flamante y carísimo Clásico 102 que para promoverlo fueron mucho ruido y salieron pocas nueces.

¡Que bárbaros!.

El ratonerismo visitó ayer el Tec para despedir los Clásicos y ese fenómeno a lo mejor despide este tipo de juegos del Tec que merecía una mejor despedida.

donrobert@multimedios.com