Futbol al día

¡Qué poca madre!

Tienen todos los que hablando en tele, radio y escribiendo editoriales y artículos en la prensa, culpan exageradamente a Messi de no haber ganado a Chile.

Una cosa es tener al mejor equipo del mundo y otra, bien distinta, tener al mejor jugador del mundo.

El mejor jugador no juega solo. Tiene que contar con otros 10 socios, de preferencia buenos y decididos futbolistas que sepan interpretar medianamente las rutas que en el campo escoge y transita el mejor jugador del mundo, que el sábado pasado en el segundo tiempo, les puso tres balones de gol y sus compañeros no supieron resolver.

Los fallones salieron del partido intactos, la prensa no los vio o no los supo ver porque nunca criticaron su cobardía frente al arco y su penosa falta de calidad al momento de tirar a gol.

Messi es un jugador universal. Argentina es la que menos colaboró para hacer de Messi el gran futbolista que Barcelona descubrió casi a 18 mil kilómetros de distancia.

Yo me quedo preguntando, ¿el técnico trabajó bien? ¿Hizo sus cambios bien? ¿Escogió bien la lista de tiradores de penal? Porque Tevez no me parece banquero y mejor tirador de penales que el que se acobardó a la hora de la ejecución y se la entregó al portero. Ahí debería estar Tevez. Y si me preguntan por Messi, les contestaré que anotó el penal que le tocó, aguantando la sentencia de que no puede fallar, que no es un humano al que le toca buena y mala.

No se han dado cuenta los críticos de Messi, que un buen equipo y una buena Selección se compone de 11 combatientes, no de uno, no sean…penitentes.

Messi es un fenómeno, es un futbolista único, tiene una gran habilidad para el manejo del balón no comparable con ningún otro jugador del mundo, tiene un ritmo definido, tiene grandes cosas como para hablar y escribir bellezas de su talento.

Pero, siendo tan bueno, no puede solo ganar todos los partidos, anotar todos los goles, tirar todos los penales y enfrentar a un equipo que en la primera parte lo cocieron a patadas. No mamen.

También preguntemos a la delantera colombiana por qué desaparecieron de la Copa América. Todos son estrellas en Europa, todos están forrados de billetes y todos se achicaron, estos sí se achicaron en sus juegos y apuesto que les dio gusto que los eliminaran.

Hablar de Messi es un honor. Criticar a Messi es una verdadera estupidez y olvidarnos que tiró un penal un tracatán y un cobarde es una muestra de ignorancia.

¡Bola de lentejos!

donrobert@multimedios.com