Futbol al día

Las patadas dan vergüenza

El aumento en la calidad del futbol depende de la calidad del futbolista.

Si alineas a un tracatán y le pones 10 futbolistas técnicos, a la larga se vuelve técnico.

Si alineas a un técnico y le pones 10 tracatanes, lo haces caer en el vulgar futbol que nadie debe pagar por ver.

Por ejemplo, América en Herediano.

El futbol lo puso el Herediano y ganó anotando 3 goles y dándole un paseo al América.

El América jugó a las patadas, mandó un contrario al hospital, anduvo buscando pleitos, se desconcentró y perdió.

El estilo del América es a las trompadas y patadas. Justifican que así fue campeón; bueno, ese brillo se le acabó en tres meses, y para que vuelva a tomar el camino correcto le va a costar unos cuantos añitos.

Cualquier técnico que incite a sus futbolistas a dar patadas en lugar de mejorar los aspectos técnicos para agrandar sus recursos, va empinando poco a poco las carreras de los jugadores que lo aceptan.

América fue campeón porque los árbitros le dieron permiso para golpear.

Xolos fue campeón por la importancia muy parcial de jugar en un campo de plástico. Con Daniel Guzmán y sin jugar a las patadas sigue siendo el mejor equipo de México.

Dirigir a las patadas es reducir la actividad del técnico en un 50%. Con un golpe tienes para frenar al contrario.

El América dio pena.

En Costa Rica no tiene permiso para jugar a las patadas, ahí perdió contra el buen futbol.

Es todo amigos.  

donrobert@multimedios.com