Futbol al día

No manchen

Una vez más dejaron ir un partido contra un rival fácil, que si lo atacan, de perdido, así de a poquito, le hubiesen anotado otro gol.

Pero a nadie le urgía anotar otro gol. Desapareció el compromiso que mostraron en la Copa ante un equipo de Segunda División.

Ahora no hubo tal compromiso, imperó la hueva, los desatinos, no usar el balón que tuvieron la mayor cantidad de tiempo y finalmente cedieron ante el empuje del contrario y me parece que ganan, con sobrada justicia, la eliminación de la Liguilla.

El manager de Xolos  perdió, por una causa o la otra, a toda la delantera.

Y con improvisados, anotaron el gol del empate y mandaron a la hinchada echando madres.

Qué poca ambición del equipo. Un gol no es garantía de nada, era necesario el que mata, pero para eso debemos empezar a tener ganas de hacerlo y Tigres, este Tigres, todo el año no quiso.

El sindicato giró una orden, no más de 40 por hora y Tuca, en serio, lo extrañé que hicieron con él lo que quisieron y prefirió doblar las manos, y se dejó llevar por la inercia poco o nada comprometida del plantel.

Tuca se peleó con la prensa, no encontró nunca la forma de hacer que los jugadores rindiesen.

El 40 de rendimiento igual le pareció que estaba bien.

Y sin más preámbulos, lograron lo que querían. Darnos la copia como una aspirina pero tuvieron miedo en el compromiso mayor.

Una aspirina no quita una pulmonía.  

donrobert@multimedios.com