Futbol al día

¡Qué incendio!

Dubái se enrojeció.

El hotel Adress se incendió casi en su totalidad.

Está justo enfrente del edificio más alto del mundo.

Vanidad humana.

Verlo de noche hace las imágines mas estupendas y constratantes de lo rojo del fuego vivo a lo oscuro de la noche.

Dubái siempre habló de perfección y buscar ser lo mejor del mundo, tienen suficiente dinero, recursos, ingenio y poder para contratar a los mejores y más experimentados técnicos de cualquier tipo.

El lujo es su forma de vivir, es de suponer que un Hotel como el Adress tenga todo lo necesario para cualquier contingencia.

Por eso es tan impactante ver todo el hotel en llamas. Desde los pisos de arriba cayendo en cascada hasta los pisos de abajo.

El trabajo de desalojo es heróico.

Los expertos dan como un hecho que el fuego inició en el piso 20. Pero como todo en estos casos, hay controversia.

Aqui se ve la flaqueza del ser humano. Dos grandes edificios frente a frente, uno se consume y el otro tiene que ser vigilado tres veces más para que no le pase lo mismo.

¿Ven que tan pobres somos?.

Lo tomamos como ejemplo, nos asombra que haya corrido tan rápido el fuego que ya abraza a todo el hotel.

Cuando escribo, aún no dan lista ni cantidad de víctimas, pero se afianza la versión de que todo comenzó en el piso 20.

¡Que forma de terminar el año!.

Y hoy, empieza el 2016, y van a buscar entre los escombros, a las víctimas de las que conoceremos historias increíbles con el pasar del tiempo.


donrobert@multimedios.com